Enfermedades respiratorias

HABLEMOS...

Nadie sabe lo que tiene hasta que lo pierde

La crisis del coronavirus nos recuerda algo que damos por sentado: el deporte, sin aficionados, no vale la pena. Le falta alma.

Marina Ortiz