NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

El pronóstico es: Argentina y por goleada

Doha, QatarActualizado a

Seguir a la selección nacional de tu país es un privilegio para un periodista deportivo. No todos pueden cumplir el sueño de cubrir un ciclo completo, que incluye las eliminatorias mundialistas, torneos del área (en nuestro caso la Copa Oro) y amistosos que completen los cuatro años de competencia y preparación antes de la Copa Mundial de Futbol.

Así que, cuando llega el día previo al gran juego, al que puede decidir si estás por regresar a México o la aventura continúa, los periodistas suelen tener sensaciones diferentes al resto de los mortales que ven los partidos por televisión.

Parte de ese grupo de profesionales, algunos con dos, tres o cinco eventos de este tipo a cuestas, platicaban tras las cuatro conferencias de prensa ofrecidas este viernes por jugadores y entrenadores de Argentina y México, a decir, Lautaro Martínez, Lionel Scaloni, Hirving Lozano y Gerardo Martino.

Lo que escuché cuando me incorporé a la reunión fue una absoluta decepción. Qué digo decepción, ya es resignación.

Para ellos lo que pasará este sábado en la cancha del Estadio Lusail será no solo una derrota, sino que el Tri terminará con la canasta repleta de goles.

Yo lo entiendo como una mezcla de datos arrojados desde la realidad que nos ha mostrado este proceso, en el que hace mucho que no hablamos de rendimiento, conjunción, actitud y, sobre todo, de buenos resultados; más el trato recibido por parte de un grupo que hace rato no habla con ellos y de hecho los desprecia y los mete a todos en un mismo frasco, a lo que le debemos agregar que ellos saben que Martino es uno de los cinco técnicos que más gana dinero, entre los que están en este torneo, pero no ha mejorado mucho el performance del seleccionado nacional.

Por último, también habría que agregar que México se enfrenta a un conjunto al que jamás ha podido superar en una Copa del Mundo. Es más, ni siquiera le ha sacado un empate, y que apenas en 2019 goleó 4-0 al Tri en juego amistoso.

Por todo ello puedo entender el desánimo colectivo del gremio, pues entre los que vi aquí en Qatar y a quienes pude consultar más tarde, por WhatsApp, no encontré a muchos con la esperanza de una inesperada sorpresa de los verdes.

De salida

Una cosa dejaré clara. No todos ellos son mis amigos, bueno, ni compañeros cercanos, pero a todos los respeto porque aman lo que hacen y, sobre todo, porque a muchos los he visto saltar de sus asientos, en una Copa del Mundo, para festejar un gol de la Selección Mexicana.

Eso lo digo para que me entiendan: su falta de esperanza no es un deseo, ese está del otro lado; aunque sean profesionales y no deban ponerse ninguna camiseta, en todo el mundo el periodista deportivo, antes de serlo, era un fiel y apasionado hincha de la selección de su país.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?