NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA
Jorge Ruggeiro

Buenas sensaciones en el debut de Diego Aguirre

Ciudad de MéxicoActualizado a

Mucho se puede discutir sobre si la Supercopa de Liga fue un trofeo inventado más por intereses comerciales que por razones de justicia deportiva. Pues durante el año futbolístico 2021-2022, los rojinegros del Atlas se consagraron bicampeones y por tanto, obtuvieron de manera automática el título de campeón de campeones. Sin embargo, los compromisos con patrocinadores y televisivos obligaban a la Liga MX a llevar a cabo un partido de carácter oficial en los Estados Unidos y decidieron que se disputara un nuevo trofeo entre los últimos dos campeones. La realidad es que, más allá de las razones que originaron el partido, el desenlace dejó gratas sensaciones para ambos equipos, que seguramente serán protagonistas en el torneo que está por iniciar.

Diego Aguirre hizo su debut como DT de Cruz Azul en un partido oficial y al margen del resultado, el entrenador uruguayo podrá sacar conclusiones positivas. El planteamiento en el primer tiempo dio un esbozo de lo que, a reserva de los jugadores que puedan incorporarse a la plantilla y la recuperación total de Carlos Rodríguez, muy seguramente será la alineación titular para el próximo torneo. El equipo empezó a jugar de manera conservadora, pero conforme fueron pasando los minutos, los jugadores fueron mostrando un mejor entendimiento y, para la parte complementaria, mostraron un buen nivel futbolístico.

El colocar a Ángel Romero como falso nueve, a Cristian Tabó por una banda y a Santiago Giménez como punta, dio resultado. Tuvieron que pasar 10 partidos (7 de torneo regular, 1 de repechaje y 2 de liguilla) para que el equipo azul fuera capaz de mecer las redes en dos ocasiones en un mismo partido. No anotaban 2 tantos desde el 12 de marzo en la victoria 2-1 ante los Pumas de la UNAM en la jornada 10 del torneo anterior. Por si fuera poco, la vocación ofensiva, la camaradería entre el grupo y los deseos de salir victoriosos se notaban en el plantel, como hace mucho tiempo no sucedía.

Dejando de lado el nuevo trofeo que llevarán a La Noria, será importante tomar el encuentro como un buen entrenamiento del cual se pueden desprender las siguientes conclusiones:

  1. Plantel corto: La alineación inicial se muestra competitiva. Sin embargo, en un torneo cuyo calendario será atípico por lo reducido, se requerirá dar rotación al plantel y pareciera que, al menos de inicio, la banca no está cerca del nivel del once titular. Es necesario reforzar algunas posiciones.
  2. Viejos vicios: Pasan los entrenadores (Vázquez, Tena, Caixinha, Jémez y Reynoso, por mencionar algunos) y el equipo sigue perdiendo la concentración en los últimos minutos de los encuentros.  El partido se definió en penales y para beneplácito de la afición celeste, lograron la victoria. Pero nuevamente perdieron ventaja en tiempo de compensación. El DT uruguayo tendrá que  lograr en sus dirigidos concentración máxima no sólo en los 90 minutos reglamentarios, sino también, en el tiempo agregado.
  3. Refuerzo en casa: Quedó de manifiesto que uno de los jugadores más talentosos del equipo es Carlos Rodríguez. El ex - rayado  volvió a ver acción en un juego oficial desde su lesión sufrida a principios de abril.  Ayer volvió a demostrar que mucha de la inteligencia ofensiva del equipo pasa por sus pies. Será fundamental su recuperación completa y evitar alguna nueva lesión.  Podría resultar que el mejor refuerzo haya estado en casa.
  4. Victoria anímica: Los últimos meses el entorno el equipo se desenvolvió en un entorno enrarecido. Cambios intempestivos en la dirección deportiva, problemas en la cementera, la detención de un auxiliar,  el despido de Juan Reynoso y el desencuentro de un sector de la afición con un par de jugadores en las redes sociales, obstaculizan el rendimiento del plantel.  Por ello, más allá de integrar a sus vitrinas, la victoria y el festejo del equipo al concluir el partido representa una redención y una inyección de optimismo. Una señal de que las cosas pueden ser diferentes y que podremos estar próximos a un nuevo comienzo.

El título de la Supercopa de Liga resultó un juego agradable. Aun queda mucho por trabajar y es muy temprano para colocar en Cruz Azul la etiqueta de favoritos. Pero, de inicio, el debut de Diego Aguirre deja buenas sensaciones e ilusiona a la afición celeste.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?