MÁS DEPORTE

Ultramaratonista regresa al país tras quedar varado en África por nueva cepa de COVID-19

Con ayuda de la embajada, Daniel Almanza regresó la madrugada de este viernes a México tras permanecer cinco días en Mozambique, donde participó en el Ultra Africa Race

Ciudad de México
0
Ultramaratonista regresa al país tras quedar varado en África por nueva cepa de COVID-19

Lo único que quería Daniel Almanza la tarde de este viernes era dormir, larga y plácidamente.

"Me dio el bajón, acabo de comer y me dio para abajo. Fueron días de mucha presión, traigo el horario todo revuelto, me acosté a las cuatro de la mañana y a las ocho ya estaba levantado. Voy a acostarme y dormiré hasta mañana, porque ya hay que empezar a entrenar para el siguiente reto", cuenta en entrevista telefónica desde su casa, en Monterrey, Nuevo León, a donde arribó la madrugada de este viernes tras estar varado cinco días en Mozambique debido a las restricciones de viaje impuestas por la Ómicron, la nueva cepa COVID-19 que, según la OMS, tuvo su origen, precisamente, al sur de África.

Lo que vivió el ultramaratonista mexicano fue, literal, una pesadilla: "claro que pensé que me podía quedar allá por un tiempo indefinido. El último día, despedí a todos los demás competidores, hasta foto tengo. Me quedé solo. Era la incertidumbre de saber qué iba a comer, no tenía ropa, los tenis estaban rotos porque los use para la carrera, no podía salir".

La ayuda de la embajada mexicana fue clave para que Daniel pudiera abandonar África y llegar a casa sano y salvo. Pero mientras esto sucedía, pasaron días de mucha tensión.

"Fue como de película. Se fueron todos, yo ya había avisado al hotel que les iría pagando por día porque no tenía certeza de cuándo me iba a ir. Entonces, recibí la llamada de la embajada y me dijeron que tenían ese vuelo hacia Johannesburgo pero tenía que salirme ya, tenía 30 minutos. Agarré mi maleta y corrí con lo que traía puesto", relata.

Almanza llegó a Johannesburgo y de ahí conectó a Frankfurt, en Alemania. Tras unas horas de espera, voló hacia la Ciudad de México, a donde llegó la noche del jueves ya solo para tomar un último avión a casa, en Monterrey.

"La embajada fue la que me ayudó, la que me sacó de ahí, pero atrás hay mucha gente que colaboró y apoyó como la secretaría de turismo, gente del gobierno de Nuevo León, de San Nicolás, los medios de comunicación, en fin, estoy muy agradecido", señala.

El ultramaratonista cumplió cabalmente con todos los protocolos sanitarios que se le solicitaron para poder viajar de regreso a México.

"En cada puerto que estuve, cumplí con lo que me pedían, con todas las pruebas. Ahora mismo estoy solo en casa, y lo estaré algunos días más, estaré en cuarentena para cuidar a mi familia", explica.

Pasado el trago amargo, a Daniel le queman los pies por regresar a las andadas: "ya cumplí una semana sin entrenar, desde que terminé la carrera allá en Mozambique. Ya hablé con mi entrenador y desde mañana (sábado) empezamos de nuevo, el 16 de enero inició la ruta con la cerraré la trilogía "Por México", que será de Los Cabos, Baja California, a Cancún, Quintana Roo, en un plazo de 100 días, recorriendo más de 6 mil kilómetros por 22 estados distintos".