Cruz Azul CZA
1
Yoshimar Yotún 31' (p)
Rayados MTY
4
Funes Mori 9' (p), 58', Maximiliano Meza 26', Vincent Janssen 84'
Final

CRUZ AZUL 1-4 MONTERREY

Monterrey eliminó a Cruz Azul en el Repechaje del Apertura 2021

El actual campeón del futbol mexicano fue borrado por completo por Rayados en la cancha del estadio Azteca y terminó siendo goleado 4-1

Ciudad de México
0
Monterrey eliminó a Cruz Azul en el Repechaje del Apertura 2021
Carlos Ramirez MEXSPORT

Cruz Azul cayó 4-1 ante Monterrey y fue eliminado en la repesca del Grita México A21, en partido realizado en la cancha del estadio Azteca.

El campeón del futbol mexicano murió en un partido que reflejó mucho de la inconsistente campaña que tuvieron a lo largo de la fase regular y terminó siendo humillado por Rayados.

No hay que rascarle mucho para hallar el por qué del desastre en que se convirtió Cruz Azul durante la primera media hora del encuentro.

Fiel a su costumbre, Juan Reynoso volvió a realizar cambios en su once titular, rayando en lo temerario al dejar en el banquillo a jugadores del calibre de Jonathan Rodríguez, Luis Romo, y Roberto Alvarado.

La osadía se pagó muy caro. Monterrey le demostró al timonel cementero que, en un partido a matar o morir, debes mantenerte lejos de la idea de convertir a tu equipo en un laboratorio.

La Máquina no solo lució desfigurada, también temerosa ante un rival que si en algo destaca es en el oficio con el que se maneja dentro de la cancha.

Corría apenas el minuto nueve cuando Julio Domínguez tocó el balón con la mano dentro del área. Ir al VAR fue solo trámite para el silbante Fernando Guerrero para decretar penal.

Desde los once pasos, a los cementeros se les apareció su Bestia Negra, Rogelio Funes Mori, para vencer a Corona y registrar se sexto gol en contra de los azules.

Vinieron los peores minutos de Cruz Azul, y en lugar de ir en busca del empate, se convirtió en un puño de nervios incapaz de generar peligro sobre la meta de Andrada.

El escenario era perfecto para Rayados, estaba en su hábitat natural con la ventaja, aguantando atrás, ordenado, a la espera de un nuevo error para incrementar el marcador.

A los 25 minutos, los cementeros entregaron el balón en su salida y Maxi Meza enfiló y sacó un disparo colocado desde fuera del área, que se metió pegadito al poste, haciendo inútil la estirada de Corona. Era el 2-0.

Monterrey parecía tener en la lona a su rival cuando, al minuto 29, llegó una jugada polémica: Rivero fue por alto a pelear un balón y, por la espalda, Vegas lo recargó. Guerrero ni siquiera fue al VAR y marcó directo penal ante los reclamos de los jugadores regios.

Yotún cobró perfecto para anotar y meter a la pelea a la Máquina que, a partir de ese momento, tomó el momento anímico del encuentro.

A los 29 minutos, Pol Fernández pudo empatar, se puso de frente al arco y dentro del área pero perdió dos segundos y no pudo conectar bien.

Cuatro minutos después, otra vez Pol pisó área, remató de cabeza, pero Andrada se vistió de héroe recostando para evitar la caída de su arco.

Reynoso, consciente de su error, modificó antes de los 40 minutos, dando ingreso a Cabecita y Alvarado en lugar de Baca y Martínez, con lo que los cementeros retomaron forma.

En la segunda mitad, el conjunto cementero salió a buscar el empate rápidamente y Giménez dejó ir una muy clara volándola por encima de la meta de Andrada.

A los 58, Rayados se metió al área cementeros con más ímpetu que orden, pero tuvo la fortuna que un rebote dejó habilitado a Funes Mori. El naturalizado mexicano se acomodó y venció a Corona con un disparo raso. Era el 3-1 y el séptimo de Rogelio frente los cementeros.

Cruz Azul se derrumbó con el tercero en la frente y solo respondió empujado por la desesperación, como lo demostró Reynoso con la cascada de modificaciones que decidió hacer como último intento para revertir el error que cometió de inicio.

A cambio, Rayados volvió a ponerle hielo atrás, no había por qué hacer algo diferente, y aún así todavía tuvieron algunos acercamientos a la meta cementera para hacer más escandalosa la eliminación del campeón.

A los 84 minutos, Aguirre centró al corazón del área y Janssen se levantó por encima de los centrales para rematar cómodo de cabeza y poner el 4-1.

Así, humillado en su propia casa, murió el último campeón de Liga MX.