MÁS DEPORTE

Alpinista mexicano ciego, a la conquista de la montaña más alta del mundo

Rafa Jaime y Omar Álvarez conforman Cordadas Obscuras, el proyecto con el que buscarán ascender al monte Everest a principios del 2022

Ciudad de México
0

Rafa Jaime y Omar Álvarez son de esos atletas que están poniendo muy en alto el nombre de nuestro país a nivel internacional pero que poco se habla de ellos y de la gran labor que están consumando.

Este par de jóvenes mexicanos forman parte de Cordadas Obscuras, el proyecto que tiene como objetivo convertirlos en el primer grupo de escaladores de Iberoamérica con un integrante ciego en alcanzar el Grand Slam Seven Summits, que implica el ascenso/descenso de las cumbres más altas de cada continente.

Rafa Jaime y Omar Álvarez

Rafa, nacido en Durango, es ciego desde los 18 años de edad, y ha logrado conformar una mancuerna brillante con Omar, quien nació en la Ciudad de México y es el guía y mirada de esta cordada, como se la llama técnicamente al equipo que hacen.

En entrevista con As México, Álvarez detalló cómo es que su camino y el de Rafa Jaime se unieron gracias al montañismo.

"Rafa perdió un ojo a los 5 años de edad, tuvo cáncer y se le extirpó el ojo. No es ciego de nacimiento, incluso, durante 13 años vio con un solo ojo, pero cuando tenía 18 años, el cáncer regresó y le dieron dos opciones: tratar de salvar el ojo, pero con un riesgo alto de muerte porque el cáncer estaba muy cerca del cerebro, o extirparle el ojo. Rafa decidió vivir y quedar ciego. Él empezó con el triatlón, las ultrasdistancias, y eso lo llevó a la montaña.

En mi caso, antes de morir, mi padre nos pidió que sus cenizas fueran esparcidas en el Pico de Orizaba, la montaña más alta de México. Así empezó todo. El montañismo, para mí y Rafa, es mucho más que escalar las cumbres", explicó.

EL CAMINO DEL ESFUERZO

“En la vida, como en la montaña, no hay más opción que la cumbre”, es la frase que Omar y Rafa abrazan para pisar cada vez más fuerte en la búsqueda de poder cumplir con su objetivo.

"No creas que es subir al Everest porque sí, nada de eso, llevamos dos años trabajando muy fuerte para conquistar ese reto", comentó Álvarez.

Rafa y Omar en el Kilimanjaro

Y sí, el camino en estos últimos años ha sido lleno de obstáculos, pero también de éxito y alegrías:

El pasado mes de septiembre, en un plazo apenas mayor a los 20 días, esta dupla conquistó las cimas del monte Elbrus (5 mil 642 metros), la montaña más alta de Europa, ubicada en Rusia, y el monte Kilimanjaro (5 mil 892 metros), la montaña más alta de África, ubicada en Tanzania.

Con la conquista del Elbrus y el Kilimanjaro, Omar y Rafa ya suman cuatro de las siete cumbres que conforman el Grand Slam Seven Summits:

- El 11 de enero del 2020, se convirtieron en la primera cordada iberoamericana con un integrante ciego en escalar la montaña más alta de América Latina, el monte Aconcagua (6 mil 964 metros).

-El 29 de junio del 2021, se convirtieron en la primera cordada iberoamericana con un integrante ciego en escalar la montaña más alta de Norteamérica el Monte Denali (6 mil 194 metros).

"Lo del Everest es nivel 10, lo más difícil, es la montaña más alta del mundo. Para que des una idea, después de los 8 mil metros, el nivel de oxigenación es del 30% ¿te imaginas correr un maratón con el 30% de tu capacidad pulmonar?, además hay que agregar que llevamos mochilas de 20-30 kilos, un trineo, temperaturas que te pueden congelar, hielo, vientos muy fuertes", relató.

Rafa y Omar en el Kilimanjaro

Será en 2022 cuando la dupla mexicana busque la conquista del Everest, en una expedición que durará alrededor de ocho semanas. El Gran Slam espera sería completado en 2023, alcanzando el Carstensz, en Oceanía (4 mil 884 metros) y el Vinson-Massif, en la Antártida (4 mil 892 metros).

TRABAJO EN EQUIPO

La relación que han forjado Omar y Rafa a través de estos años de esfuerzo, es un claro ejemplo de trabajo en equipo.

"Yo le he aprendido mucho a Rafa y él a mí. Yo no llevo a Rafa, no soy su guía, ambos tenemos capacidades especiales y nos compaginamos, somos un equipo. Rafa no se victimiza, pasó al siguiente nivel y tenemos claro este mensaje del ejemplo, ¿por qué si él puede, yo no?

Para comunicarnos, es muy importante el tema de la ecolocalización, que es el sistema a través del cual, por ejemplo, escuchan los murciélagos. Cuando vamos ascendiendo, voy golpeando a manera de que Rafa pueda percibir, a través de estas ondas sonoras, los obstáculos y el camino", explicó.

Rafa y Omar no cuentan con ningún tipo de apoyo gubernamental para consolidar su proyecto y han tenido que tocar muchas puertas para algunas empresas respalden su causa.

"Además de las cumbres, ese es otro obstáculo. El apoyo de gobierno es nulo y las empresas, por lo menos ahorita, no es que vengan a buscarte. Rafa y yo creamos un plan de negocio que signifique un retorno de inversión, porque es muy caro poder mantener este sueño", concluyó.

Para apoyar el proyecto de Rafa Jaime y Omar Álvarez se pueden hacer aportaciones a través de la plataforma makeachamp.com/cordadaobscuras.

De igual forma, toda la información sobre esta dupla se puede encontrar en las siguientes cuentas de Instagram:

@rafajaimemx

@omaralvarezmx

@cordadasobscuras