Jorge Ruggiero

Cruz Azul: Un curita para una descalabrada

Cruz Azul consiguió su tercera victoria del campeonato Apertura Grita México 2021 en frente de los Gallos Blancos de Querétaro. Una victoria que apenas sirve como una pequeña banda de curación ante un descalabro mayúsculo como fue la goleada propiciada por Monterrey en las semifinales de CONCACAF. Aun sin convencer y muy lejos del nivel mostrado el torneo anterior, en el que fueron campeones, el resultado ante Querétaro maquilla ligeramente el accionar y suma puntos importantes para evitar rezagarse en la clasificación general.

La victoria libera presión al interior de la plantilla. Por momentos, con más entrega que con buen futbol, el equipo celeste rompió una sequía de poco más de un mes sin conseguir una victoria. La última vez que lograron obtener los tres puntos fue el 14 de agosto, jugando como local ante los Diablos de Toluca. Posteriormente, siguieron tres empates en Liga (Monterrey, San Luis y Pachuca) y dos derrotas (Juárez en liga y la ya referida derrota ante Monterrey en CONCACAF).

Una buena noticia, fue el recuperar un par de jugadores. Por un lado, Adrián Aldrete., único lateral zurdo natural del equipo, se vio muy participativo y en buena forma, después de estar alejado varios meses por su lesión. Y por otro lado, la entrega y participación de Ignacio Rivero, cuyo desempeño se asemejó más al que mostró en la liguilla pasada, que al exhibido en el inicio del presente torneo.

Otro aspecto positivo fue el volver a fortalecerse en casa. Durante el segundo semestre del año, el equipo ha tenido dificultades para hacer valer la localía. Previo a enfrentar a Querétaro, el equipo celeste contaba con dos empates, dos derrotas y tan solo una victoria en el Coloso de Santa Úrsula. El hecho de haber sumado los tres puntos es una invitación para que la afición regrese al estadio y se convierta en un jugador más.

Por lo pronto, pasará casi un mes para volver a disputar un partido en casa. En semana corta, el viernes visitarán Puebla y posteriormente viajará a Estados Unidos para diputar la Campeones Cup ante el Colombus Crew y regresará a Tijuana para enfrentar al conjunto de Siboldi. Por lo que, el próximo partido de local será hasta la fecha 13, el 16 de octubre ante los Tigres de Miguel Herrera, para posteriormente, dos visitas consecutivas a Guadalajara, primero, para enfrentar al Atlas y después para medirse ante Chivas. Posteriormente, cerrará el mes, como local administrativo ante el siempre complicado América.

El sumar los tres puntos ayuda a recuperar un poco de confianza después del primer gran fracaso en la era Reynoso (eliminación en CONCACAF). Ahora, el reto del equipo será hacer de esta victoria un punto de quiebre para el resto del semestre y no resentir la ausencia de jugadores que nuevamente perderá durante la fecha FIFA que tendrá lugar la primera semana de octubre y así, poder clasificar a liguilla y defender el titulo obtenido en mayo. Por el momento, la victoria ante Gallos representa un paliativo para el dolor, una curita ante el descalabro en CONCACAF.