ESTADOS UNIDOS 1-0 MÉXICO

El grito homofóbico desapareció en la final de la Copa Oro

El grito 'eeehhh pu...' se escuchó en una sola ocasión durante la final de la Copa Oro. No fue tan estruendoso y solo generó un aviso antes del protocolo anti-discriminación.

Las Vegas
0
El grito homofóbico desapareció en la final de la Copa Oro
Eduardo López

México perdió una final sobre el campo de juego, pero ganó una batalla crucial en contra del 'grito homofóbico'. Ante el escrutinio atento de Gianni Infantino, presidente de la FIFA; Víctor Montagliani, presidente de Concacaf; y Yon de Luisa, presidente de la Federación Mexicana de Fútbol, el alarido que entonan los aficionados mexicanos para increpar al portero rival cuando realiza un saque de meta no fue protagonista de la final de la Copa Oro entre 'El Tri' y Estados Unidos. Solo se escuchó una sola vez, sin demasiada fuerza, y no volvió a aparecer. Un alivio para la FMF, que no acumulará una sanción respectiva al encuentro.

El único momento en el que el grito que la FIFA tilda como 'homfóbico' resonó desde las tribunas del Allegiant Stadium fue en el primer tiempo extra, en torno al minuto 99, después de que Turner, guardameta estadounidense, puso la pelota en juego. El alarido motivó que la megafonía del recinto hiciera un llamado a evitar cualquier expresión discriminatoria, bajo la advertencia de que, en caso de reincidencia, el árbitro podría detener el partido. La afición hizo caso a la advertencia y no hubo necesidad de avanzar al segundo paso del protocolo (suspensión del cotejo durante cinco minutos), pese a que la Selección siguió sin abrir el marcador frente a su máximo rival. Los seguidores del Tricolor, en cambio, apelaron a viejos rituales para arengar a su equipo en sustitución del 'grito homofóbico', como 'la ola' o entonar el clásico '¡sí se puede!'.

La FIFA y la FMF están decididas a erradir cualquier expresión discriminatoria de los estadios de fútbol en partidos oficiales. Ambas consideran al 'ehhhh pu...', un clásico de la afición mexicana desde 2004, como una de esos términos censurables. Desde 2014, la FIFA ha sancionado en más de 10 ocasiones a la FMF por el comportamiento de sus aficionados. En principio, la Federación defendió que el grito no constituía una ofensa homofóbica y, en cambio, la palabra empleada tenía varias connotaciones en el habla mexicana; no obstante, la explicación no convenció al máximo órgano, que emitió multas a cada episodio de consideración hasta la más reciente, publicada en el pasado junio, por la aparición del alarido en las tribunas del Estadio Akron durante el torneo Preolímpico de Concacaf, celebrado en marzo de 2021.

Para apoyar los esfuerzos de la FMF y desincentivar la práctica, Concacaf lanzó la campaña 'Lo que está mal, está mal', que se estrenó en el Final Four de la Concacaf Nations League. Desde 2019, la Confederación también aplica el protocolo anti-discriminatorio de FIFA que incluye medidas como amontestaciones temporales hasta descalificaciones de torneos oficiales.