JUEGOS OLÍMPICOS | DIEGO GARCÍA

El campeón de España de marcha que es un crack en la música

El campeón de España en los 20 km marcha confía en poder conseguir una medalla en los Juegos Olímpicos de Tokio tras un buen inicio de 2021.

AStv Mexico City

Diego García Carrera (Madrid, 1996), campeón de España de 20 kilómetros marcha y atleta Skechers, podría convertirse en unas de las grandes bazas de España para conseguir medalla en los JJOO de Tokio 2020. Lo dicen sus sensaciones y sus resultados, como la victoria en esa categoría, 20 kilómetros marcha, en el Gran Premio de Los Cantones, una de las pruebas de más prestigio internacional, cita clave para medir el nivel justo antes de los Juegos Olímpicos. En Tokio competirá en la misma categoría. Con sus resultados Diego García alimenta las esperanzas del deporte español para Tokio y le permitirá tener revancha con respecto a la cita de Río 2016, cuando una lesión le apartó de los Juegos. Ahora es una seria opción a medalla.

 

“Creo que este año estoy compitiendo por encima de mi nivel, eso quiere decir que el entrenamiento da sus frutos y que sigo mejorando cada año y justo ha coincidido con que ha sido año olímpico. En el caso de la selección, ahora tenemos un nivel que no habíamos tenido nunca en lo que a marcas se refiere. Eso hay que refrendarlo en las medallas de los Juegos Olímpicos”, asegura Diego.

“Van a ser unos Juegos con sorpresa”

La prueba de los 20 km marcha de Tokio ha tenido que trasladarse a Sapporo debido a la dureza climatológica que podría suponer para los equipos por la humedad y el calor de la prueba en la capital nipona. Variaciones que, unidas a las circunstancias sanitarias que sacuden el mundo, podrían albergar resultados inesperados.

“A nivel general van a ser unos juegos de sorpresas porque las condiciones que tenemos en cada país son distintas. Se está premiando a la gente que consigue ser avispada y se preocupa de tener unas buenas condiciones de entrenamiento”, analiza Diego García.

Sabe de lo que habla y usa como ejemplo lo duro que fue el Mundial de Doha 2019, donde el calor extremo condicionó la carrera. A ello hay que unirle lo difícil de la preparación durante el actual tiempo de pandemia. Condicionantes que no le asustan. Diego prefiere lucir sus éxitos internacionales como argumento para ser optimista. En el Campeonato de Europa de Berlín 2018 fue subcampeón.

España tiene en la marcha uno de sus mejores baluartes para conseguir metales en la cita de Tokio 2021. “Yo cuando salgo a competir siempre salgo a por todas, siempre salgo a intentar ganar porque es la única manera luego de intentar terminar ganando. Me gustaría pelear por todo, ahora mismo estoy 7º en el ránking mundial. Si puedo acercarme un poco más y pelear por las medallas yo desde luego lo voy a luchar”, sentencia el atleta de Skechers. Cinco de las catorce medallas olímpicas que España ha logrado en atletismo han sido en la categoría de marcha.

“Me da cosa quedarme fuera por un falso positivo”

Una de las dificultades deportivas que, avisa Diego García, podría tener el desarrollo de los Juegos Olímpicos en plena pandemia es el estricto control de seguridad, que podría provocar retiradas imprevistas por positivos aislados. “Sí que me da un poco de cosa en que se hagan PCR diarias en Japón. Las PCR casi siempre aciertan, pero tienen un mínimo margen de error, estamos hablando de al menos 2.000 personas se van a estar haciendo una PCR diaria. Habrá gente que por estadística le falle la PCR en Tokio, que dé falso positivo y se quede fuera de los Juegos injustamente”, avisa.

Diego García cree que puede ser un buen año para la delegación española: “Invitaría a toda la afición a que nos siguiese de cerca este año. Es muy importante para nosotros que nos apoyen en una cita como los Juegos Olímpicos”, ensalza con entusiasmo. “Entrenar con él es un lujo, te hace el día a día mucho más fácil, sabe cómo animarte y es un ejemplo para todos”, asegura Álvaro López, su compañero de selección y también atleta Skechers.

Diego y la música: un atleta con mucha ‘marcha’

Los entrenadores de Diego García aseguran que sus habilidades fuera de la pista, su inquietud por campos tan alejados entre sí como la música o la Bolsa, le han servido para crecer mucho desde que no pudiese estar en Río 2016. Diego toca el trombón, cuenta con su propia banda y durante el confinamiento se dedicó a llenar sus redes sociales de ‘conciertos’ que grababa junto a su hermana.

“Mi historia con la música nace hace muchos años porque mis padres me apuntaron al conservatorio que estaba cerca de mi casa. Era muy inquieto y querían calmarme”, bromea. “Elegí el trombón un poco también de casualidad porque quedaban cuatro o cinco instrumentos y ese me llamaba más la atención.

Desde entonces toco el trombón, la música es una parte muy importante en mi vida. Ahora mismo estoy haciendo un Máster de producción discográfica”, afirma destapando sus inquietudes culturales.

Diego García destaca el papel de su familia: “Somos también una familia de músicos, mis padres no tocan nada, pero les gusta mucho la música. Mi hermana es la crack, hace percusión y toca varios instrumentos, además toca la guitarra, el piano o el saxo”.