TIKITAKAS

Falleció la escritora Delia Fiallo, madre de la telenovela latinoamericana

La escritora era una de las mayores exponentes del melodrama y sus historias se adaptaron en distintos países, como México.

México
0
Falleció la escritora Delia Fiallo, madre de la telenovela latinoamericana
Imágenes Getty

Delia Fiallo, escritora y guionista de telenovelas, murió este 29 de junio a los 96 años en su casa de Coral Gables, la ciudad aledaña a Miami-Dade, acompañada de sus hijos y y de quien la cuido durante últimos tres años. Fiallo tuvo varios éxitos internacionales como “Cristal”, “El Privilegio de Amar”, “Kassandra y “Leonela”.

 “Querida Delia, gracias, por tanto. A ti te debo ser EL PUMA. Veo estas imágenes cuando en marzo de 2020 compartimos en tu casa, y recuerdo esa energía con la que me recibiste. Estoy seguro de que nos volveremos a ver. ¡Te quiero!”, dijo en su Instagram José Luis Rodríguez, “El Puma” quien adquirió ese apodo en la telenovela “Una muchacha llamada Milagros”.

La escritora es considerada la madre de las telenovelas latinoamericanas. La guionista estuvo consciente hasta hace dos días y falleció por la mañana del martes en su casa, rodeada de sus hijos, Hasta el momento no se sabe la causa del deceso, dijo su cuidadora de nombre Blanca a The Associated Press.

Falleció la escritora Delia Fiallo, madre de la telenovela latinoamericanaFalleció la escritora Delia Fiallo, madre de la telenovela latinoamericana

Las historias de Fiallo fueron adaptadas en varias partes del mundo

Fiallo se convirtió en una de las máximas representantes de la novela contemporánea, ya que sus historias fueran adaptadas en distintas partes del mundo como México, Estados Unidos, Argentina y Puerto Rico.

“El género de la telenovela, del que fui precursora en Cuba y en Venezuela, quedó destruido por el hecho de que los guionistas destacan ahora la acción, la violencia y el narcotráfico, olvidándose de los sentimientos. No se dan cuenta o no quieren ver que están produciendo para una minoría que le gusta la violencia, la morbosidad.

“Fueron muchos años entregados a esa tarea, escribiendo un capítulo diario yo sola, con la telenovela al aire. No podía enfermarme, no podía descansar; a veces terminaba una novela hoy y arrancaba con otra al día siguiente”, comentó Delia en un homenaje en Miami de la organización Herencia Cultural Cubana en 2018.