Temas del día Más temas

SELECCIÓN BASQUETBOL

La deserción de Juan Toscano abre una crisis en la Selección Mexicana

Un conflicto entre el entorno del alero de los Golden State Warriors y la Selección Mexicana de Basquetbol ha enturbiado la preparación rumbo al Preolímpico en Croacia.

Ciudad de México
La deserción de Juan Toscano abre una crisis en la Selección Mexicana
Osvaldo Aguilar MEXSPORT

El escrupuloso plan de trabajo de la Selección Mexicana de Basquetbol previo al Preolímpico en Split, Croacia, sufrió un duro contratiempo en las últimas horas. Juan Toscano, el estelar alero de los Golden State Warriors, apenas el quinto mexicano histórico en la NBA, declinó participar en el torneo pese a que él mismo y Omar Quintero, coach de los '12 Guerreros', habían confirmado su asistencia la semana pasada. La decisión está tapizada de versiones encontradas, fuego cruzado y la creciente sensación de una relación insalvable. En medio del intercambio de salvas, una realidad innegable: México afrontará el torneo más importante de los últimos cuatro años sin su mejor arma en la actualidad, su única estrella NBA.

"Ahora mismo, soy el mejor jugador mexicano del mundo", respondió Toscano a AS durante una video-conferencia de prensa en febrero de 2021. El californiano, además, se dijo preparado para asumir el liderazgo de la Selección Mexicana y se puso a disposición para encarar el Preolímpico: "Voy a llevar esa responsabilidad. Cuando pueda jugar, lo haré. Sin dudarlo. Quiero ganar una medalla e ir a los Juegos Olímpicos". En entrevista con AS a inicios de junio, Omar Quintero, coach de los '12 Guerreros', dio por hecho que Toscano se integraría al equipo durante la gira europea por Grecia y Serbia antes de arribar a Croacia. De hecho, el entrenador calificó como "sencilla" la gestión para llegar a un acuerdo con la estrella NBA. "Hemos estado hablando. Llevamos varias semanas en el tema. El rol que va a hacer, cómo va a jugar aquí. Está muy contento y dispuesto", declaró. De tal forma, Quintero se aseguraba de presentar en el Preolímpico a la Selección más completa del último lustro.

Pero, en algún punto, todo se rompió. En siete días, la luna de miel había terminado. Reforma adelantó la noticia, confirmada después por Moisés Cohen, representante del jugador de los Warriors. La razón, arguyó Cohen, es que la Asociación Deportiva Mexicana de Basquetbol (Ademeba) no cumplió con tres peticiones puntuales: pago de un seguro de protección ante la NBA por accidente/lesión, vuelo vía EEUU-Serbia en business class y alojamiento individual en los hoteles de concentración. "Nada de lo que pedimos está fuera del alcance de nadie", defendió Cohen en video-conferencia. "No tenemos constancia de que se haya recibido el papeleo del seguro, que no significa que no lo hayan tramitado. Los boletos de avión los pedimos hace semanas y no hemos sabido nada. Es algo que se hace en 10 minutos", se quejó el agente, quien negó que Toscano haya condicionado su comparecencia a que Ademeba pagara también por el viaje de su pareja.

Juan Toscano, con la Selección Mexicana en las ventanas FIBA de 2018, frente a Estados Unidos

Cohen explicó que, en inicio, había recomendado a Toscano ignorar la convocatoria y dedicara el verano a descansar y atender compromisos comerciales en Estados Unidos y México. "No fue posible convencerlo. Él siempre dijo 'mi corazón está con México y quiero jugar el Preolímpico", describió. Luego entonces, el agente procedió a despejar la agenda del basquetbolista para las últimas semanas de junio; para ello, rezongó, debió cancelar presentaciones ya pactadas. "Juan ha renunciado a una cantidad importante de dinero para ir con su Selección. Cada vez que puede se enfunda la bandera de México con la camiseta de los Warriors. El que piense que Juan no quiere ir con la Selección está en un error. No es cierto, es mentira", zanjó. A consulta expresa de AS durante la video-llamada con periodistas, Cohen reveló que hace tres meses habló con Modesto Robledo, integrante del consejo directivo interino de Ademeba, para pactar la cesión de Toscano para el Preolímpico. Desde entonces, no ha mediado palabra con ningún miembro de la Asociación, ni con Robledo; el único contacto de mediación entre el entorno de Toscano y la Selección en las últimas semanas fue Omar Quintero. "Todo está documentado", amagó Cohen, "y quien diga lo contrario está mintiendo, porque esto es la verdad absoluta". 

Quintero refutó la versión de Cohen. Todas las peticiones de Toscano habían sido concedidas. "El cuerpo técnico, junto con Ademeba, nos pusimos en comunicación con Juan, su representante, y el gerente de los Golden State Warriors. Y la verdad es que todo lo que se pidió se le estaba cumpliendo. El seguro de la NBA está tramitado. De hecho, la NBA nos pidió paciencia, porque éramos nosotros los que estábamos empujando más fuerte para que ya estuviera (...) Se tenía todo, hasta los protocolos para tomarse las pruebas PCR", detalló. Quintero esperaba que Toscano se integrara a la concentración de los '12 Guerreros' el 20 de junio. "Todo pasó de la noche a la mañana", lamentó, "pero, por nuestra parte, no quedó. Hicimos todo lo que estaba a nuestro alcance. En ningún momento dijimos que no a nada".

"Todo pasó de la noche a la mañana. Hicimos todo lo que estaba a nuestro alcance (para que Toscano jugara el Preolímpico)"

Omar Quintero

¿Trato preferencial?

Cohen defendió la naturaleza de las peticiones especiales para el viaje de Toscano a Europa: "Si jugara la liga de Chihuahua y fuera un jugador común, no le hubieran permitido este privilegio. Es un jugador NBA, es otro mundo completamente diferente; no es que sea más o menos, pero es otra dimensión donde el cuerpo de estos atletas exige otro tipo de mimo y de cariño". Quintero aceptó el estatus del alero, pero insistió en que las condiciones no eran innegociables y reveló que, incluso, a Juan le acompañaría un entrenador personal cuyos gastos correrían por cuenta de los Warriors. Cohen dijo desconocer si alguien tomaría el vuelo junto con el seleccionado nacional. "Iban a viajar él, su acompañante, y el coach de los Warriors. Los primeros dos boletos ya estaban (listos)", adució Quintero.

AS ha podido saber que el staff de la Selección Mexicana reprueba la posición de Toscano y las desafiantes declaraciones de su representante; la impresión es que el equipo y el jugador han roto definitivamente, incluso para futuras citaciones. Un cambio de parecer de última hora es improbable, a pesar de que el trámite burocrático, el aval de los Warriors y la NBA, ya estaba sellado. On the record, el discurso de Quintero es más conciliador: "Juan siempre va a tener la puerta abierta. Mostró una gran disposición. Finalmente, no se cerró de la manera que quisiéramos".

Mientras el baloncesto mexicano se diluye, una vez más, en un vaivén de declaraciones, la última llamada a Tokio 2020 resuena en las bocinas.