Temas del día Más temas

ACTUALIDAD

Socavón de Puebla: así ha sido el rescate de los perros atrapados

El socavón sigue creciendo, derrumbó parte de una casa que se encontraba cerca y hace días se rescataron a dos perros que cayeron en el hoyo.

México
Socavón de Puebla: así ha sido el rescate de los perros atrapados
Imágenes Getty

Un enorme socavón sorprendió a los habitantes de Santa María Zacatepec, en el Estado de Puebla;  se formó a inicios del mes de junio en unos campos de cultivo, era un hoyo de 60 metros, pero poco a poco fue creciendo que se convirtió en un socavón gigantesco lleno de agua de 126 metros en su eje mayor y 117 en el menor, por lo que se cree que seguirá creciendo.

“Escuchamos como un estruendo. Pensamos que eran cohetes, pero nos asomamos a la calle y vimos cómo se movía la tierra y salía agua, que hacía como olas. Salimos corriendo. ¿Y ahora dónde vamos a vivir?”, expresó la familia Sánchez Xalamiahua al diario El País días después del socavón.

¿Qué pasó con los perros que cayeron en el socavón de Puebla?

En días pasados, los servicios de emergencia rescataron a dos perros que llevaban dos días en el hoyo que mide 126 metros de perímetro y fueron trasladados en jaulas para revisar su estado de salud. Por la lluvia y el viento, un primer intento de sacar a los animales fue frenado.

El gobernador de Puebla, Miguel Barbosa, dijo que sería muy riesgoso un rescate debido a la fragilidad del terreno; no obstante, los rescatistas y los brigadistas solicitaron los permisos para poder sacar a los dos perros. Durante el rescate, el personal de emergencia fue captado por drones.

Socavón de Puebla: así ha sido el rescate de los perros atrapadosSocavón de Puebla: así ha sido el rescate de los perros atrapados

Cae casa que estaba junto al socavón

El socavón devoró parte de una casa que estaba a un costado, después de varios días de expandirse poco a poco.  La casa de la familia Sánchez Xalamiahua cayó al hoyo de unos 45 metros de profundidad.

Pobladores de la zona comentaron que parte de la casa fue tragada desde la madrugada de este 12 de junio y a consecuencia de las lluvias se aceleró el derrumbe. Después del derrumbe llegaron elementos del Ejército Mexicano y Guardia Nacional, quienes resguardan y vigilan el perímetro de seguridad de 630 metros.