Cruz Azul CZA
1
Santiago Giménez 50'
Pachuca PAC
0
Cabral 94'
Finalizado

CRUZ AZUL - PACHUCA

Cruz Azul hizo los deberes y está a 180 minutos de la novena

Un gol de Santiago Giménez le dio el triunfo a Cruz Azul (1-0 global) en la semifinal de vuelta frente a Pachuca. La Máquina espera en Puebla o Santos a su rival.

México
0
Cruz Azul hizo los deberes y está a 180 minutos de la novena
Adrian Macias MEXSPORT

Cruz Azul festejó sus 94 años de fundación con el pase a la final del Guardianes 2021 derrotando 1-0 al Pachuca en el estadio Azteca. La Máquina ha cumplido con la primera parte de la expectativa generada tras una fase regular brillante que lo puso primero en casi todos los sectores y ahora viene, de nueva cuenta, su cita con la historia, y también con los añejos fantasmas que rondan después de 24 años sin título que buscarán aniquilar en la final.

Cruz Azul se metió a la final no perdiendo la esencia de lo que ha sido en esta liguilla, donde destaca el escrúpulo de su técnico, Juan Reynoso, para mover sus piezas y, sin ser un cuadro arrebatador, espectacular, aniquilar al de enfrente.

El pase a la gran final de los cementeros tendrá como historia alterna lo sucedido con Santiago Giménez, un chico de casa, de cuna celeste, que se convirtió en el héroe de la noche al anotar el gol del triunfo cuando, de inicio, ni siquiera estaba contemplado dentro del once titular. Durante el calentamiento, el ecuatoriano Bryan Ángulo, que había ganado a pulso la titularidad en últimas semanas, se lesionó y tuvo que dejar su lugar a Giménez, que fue revulsivo del equipo en la ida.

Santiago coronó un partido muy luchado al minuto 50, con un espectacular remate de cabeza que fue a dar al palo antes de meterse y convertir el gol para la Máquina. Que sea de casa y que esa hijo de uno de los grandes ídolos cementeros, hizo todavía más especial el gol de Santiago y el pase a la gran final.

Pero si hablamos de Giménez como héroe, también hay que poner ahí, a la misma altura, a Jesús Corona. Si bien Pachuca atacó muy poco, hubo un par de atajadas de Chuy a tiro de Guzmán, primero, y tras un cabezazo de Murillo, después, que fueron clave para mantener el cero en su arco y darle seguridad al resto de sus compañeros.

Pachuca necesitaba un gol, parecía poco, pero atacó casi nada para poder conseguirlo. Si bien los Tuzos iniciaron con la intensidad que mostraron ante América hace unos días, fueron anulados rápidamente por el buen planteamiento de Reynoso. Los hidalguenses fueron replegados por el mejor juego colectivo de su rival, que, de a poco, de hizo dueño de la posesión del balón.

Fue como si Pezzolano se decidiera a ir hacer daño demasiado tarde, cuando más lo intentó, fue cuando Giménez los metió en hielo con su gol, nublándole el panorama a los hidalguenses.

Lo que vino después fue un manejo excelso de partido de la Máquina, donde, sin encerrarse, le cantaron el reto a su rival y lo ganaron, tenido siempre más fuerte la posibilidad de un segundo gol que el empate de Pachuca que les echara a perder la fiesta.

En los últimos minutos del juego, se generó una trifulca en la zona de bancas que derivó en la expulsión de Cabral, del Pachuca. Cruz Azul tiene un nuevo round con sus fantasmas. ¿Será la buena?