BOXEO

Las cinco claves de la victoria de Canelo Álvarez sobre Saunders

Canelo Álvarez derrotó a Billy Joe Saunders para alzar tres de los cuatro cinturones del supermedio. Dio una nueva exhibición que analizamos.

Las cinco claves de la victoria de Canelo Álvarez sobre Saunders
EFE

Canelo Álvarez dio un paso más en su objetivo de unificar por completo el peso supermedio. Tras su victoria frente a Billy Joe Saunders posee los cinturones WBC, WBA y WBO. Solo le queda el IBF, pero antes de pensar en Caleb Plant, repasamos las claves de su victoria en el AT&T Stadium.

Canelo es un boxeador frío en la toma de decisiones

Si algo caracteriza a Canelo Álvarez es su capacidad de mantenerse concentrado en todo momento. Ante Saunders volvió a dejarlo claro. Siempre estuvo rápido en defensa y ha llegado a un nivel de madurez que sabe que es mejor trabajar poco a poco que precipitarse. De hecho, cuando ve que el inglés está tocado por su lesión en el ojo derecho, no va a por él. Espera e incluso le deja rehuir la pelea en los últimos segundos. Es calculador y no se sale del plan.

La figura de Canelo no se entiende sin Eddy Reynoso

Canelo Álvarez y Eddy Reynoso posan tras la victoria frente a Saunders.

Canelo ejecuta los planes a la perfección, pero el diseño que hay tras ellos viene de Eddy Reynoso. El preparador del mexicano destaca por su tranquilidad para trasmitirle la información al púgil, pero su mensaje llega. Tras el primer round, Eddy avisó a Álvarez de que "Saunders estaba dejando que le arrinconase" y le previno de los upper. Ese toque de atención hizo que Canelo entrase con una mano en esas acciones y saliese para no arriesgar.

El trabajo de demolición

Saunders se caracteriza por tener una gran velocidad de reacción. Lo demostró cuando Canelo le tiraba golpes al rostro. Lograba esquivar un alto número de ellos, pero cosa bien distinta era cuando los puños del mexicano se dirigían al cuerpo del inglés. Ese trabajo de demolición es otra de las señas de identidad. Muchas veces con blocados, pero pasan factura. La derecha recta a la zona de flotación, un golpe muy común contra zurdos, fue una de las manos que más conectó Canelo.

Saunders necesitó un segundo aire y ahí erró

Canelo Alvarez golpea a Billy Joe Saunders durante su combate.

Saunders comenzó a despertar en el quinto asalto. Metió más movilidad y en el sexto y séptimo complicó a Canelo conectar. Sin duda era el plan esperado por todos, pero pudo llevarlo a cabo. Pese a ello, la estrategia tuvo que variar. El trabajo de demolición de Canelo a su zona de flotación sumado al cansancio tras tres rounds tan intensos le hicieron salir a trabar la pelea. Ese cometido lo repitió durante un minuto y medio. Cuando Álvarez lo leyó, pasó el crochet y destrozó con el upper.

La pegada de Canelo fue determinante

Frank Sánchez, peso pesado cubano que entrena con Eddy Reynoso y que boxeó en la misma velada, ha dicho en varias ocasiones que Canelo tiene una pegada como otros hombres que están en la máxima categoría. La sensación cada vez que Álvarez soltaba sus golpes era de potencia. Lo evidenció cuando con un único golpe logró lesionar al inglés. "Noté que le quebré el ojo", llegó a reconocer al terminar el pleito.