Chivas

Antonio Briseño: “No me arrepiento de nada de lo que dije”

Chivas fue humillado por las Águilas como local, por 3-0. Y el “Pollo” ha pedido este viernes dar la cara ante los medios de comunicación.

Guadalajara (México)
Antonio Briseño: “No me arrepiento de nada de lo que dije”
Edgar Quintana MEXSPORT

Antonio Briseño es claro: “No me arrepiento de nada de lo que dije”. Antes del Clásico Nacional, aseguró que América no espantaba a nadie y que era un equipo carente de identidad. El día del partido, Chivas fue humillado por las Águilas como local, por 3-0. Y el “Pollo” ha pedido este viernes dar la cara ante los medios de comunicación para reconocer que ahora le toca “aguantar los madrazos”.

“A final de cuentas son cosas que pasan, uno como jugador... si me preguntas a mí en lo personal si América me espantaba en ese momento, claro que no me espantaba. En lo personal, a lo mejor se confundieron mis palabras, no sé, yo creo que Chivas tiene una identidad, a final de cuentas es mi punto de vista y no pasa nada”, explica.

“Ellos tuvieron un partido, lo ganaron, salieron muchos a decir identidad y metían el 3 ahí en lugar de la e. Es parte del futbol, no pasa nada, esto es parte de. Si uno se queda callado, no dice nada muchas, ustedes periodistas o aficionados dicen ‘hay que hablar con menos respeto’ y no sé qué. Al final de cuentas es lo que pienso, es mi forma de ser, yo así vivo el futbol”, añade el zaguero central.

“Yo no me arrepiento de nada que lo que dije, tendremos una revancha, el futbol es así, esperemos que sea pronto y si no, no pasa nada. Al final es un gran equipo el que nos vino a enfrentar, ganaron con justa razón. Ahora sí hay que aguantar, para eso estamos para aguantar los madrazos que se vengan, no pasa nada. Estamos trabajando, yo estoy consciente de lo que se hace, de lo que se hizo y de lo que voy hacer que es trabajar y seguir por esa línea. Al final cada quien vive diferente su partido y no pasa nada, es parte del futbol”, sentencia.

Ahora, al Guadalajara sólo le resta esperar una oportunidad de sacarse esa espina. “Lo que tenemos que hacer es calificar a Liguilla y pelear el título, pasar Cuartos, Semifinales, creo que con eso se va a compensar. Estamos fuera de los clasificados a repechaje, primero hay que sumar, irnos metiendo poco a poco y al final será la evaluación. Pero sí te digo, un Clásico no se puede compensar con nada más, se perdió y ahí está la marca, te deja marcado. Hay que trabajar para tener esa revancha. El futbol da muchas revanchas, ellos la tuvieron ya porque los habíamos sacado de Liguilla. No se compensa con nada, pero hay buenas oportunidades para revertir”, asevera Antonio Briseño.

“A final de cuentas, cuando las cosas no salen bien no somos tontos para seguir haciendo lo mismo. Hay que cambiar cierto tipo de cosas, entrenar al doble. La única respuesta es trabajo, convicción, determinación, creer en nosotros mismos, poner eso al servicio del equipo antes que lo individual. Debemos volver a las bases, mantener el cero, ser contundentes, esos detalles que damos por sentados retomarlos y seremos el equipo que fuimos el torneo pasado. Somos un gran equipo y nos falta un poco más de asociación colectiva porque a veces uno por querer hacer más, con esa intención de que yo puedo ayudar por mi calidad individual, nos olvidamos que somos un equipo y como equipos somos mucho más fuertes. Volver a las bases es lo principal, mantener el cero atrás y los goles van a caer, porque tenemos calidad y se va abrir el marco”, añade el “Pollo”.

Finalmente, reconoce que del resultado final de este torneo dependerá el futuro de varios en el club. “Estamos muy unidos, sabemos que las oportunidades se abren para todos y que estamos en constante evaluación para jugar el siguiente partido o para seguir el siguiente torneo. Faltan 6 partidos y nos tenemos que matar para calificar. Está en nuestras manos poder calificar, todavía está ahí, no podemos bajar los brazos y darnos por vencidos, tenemos que estar más fuertes, unirnos más, hacernos fuertes adentro. Las críticas con justa razón van a llegar, debemos saber qué meter para el equipo. Es una institución grande que exige al máximo y eso hace que no nos podamos relajar nada”, concluye Antonio Briseño.