PUMAS

Andrés Lillini: “No hace falta que los zopilotes empiecen a revolotear”

El técnico de los Pumas salió a desmentir los rumores que lo colocaban fuera de la institución. El cuadro universitario suma seis partidos sin victoria.

Guadalajara (México)
Andrés Lillini: “No hace falta que los zopilotes empiecen a revolotear”
Isabel Isabel

Al término del encuentro que Pumas perdió frente a Chivas, por 2-1, surgió el rumor de que Andrés Lillini había dejado de ser técnico de la UNAM. El propio estratega aclaró en conferencia de prensa que la versión no era cierta, aseguró que siente todavía el apoyo por parte de sus jugadores y pidió a los “zopilotes” no revolotear a su alrededor cuando todavía trabaja para el cuadro universitario.

“De que dejé de ser el técnico, no, no, por lo menos de parte mía no. Ni comuniqué nada ni me dijeron nada”, sentenció el técnico argentino, cuando fue cuestionado al respecto, después de la cuarta derrota consecutiva de su equipo, que apenas el torneo pasado fue subcampeón de la Liga MX. Dijo, además, que cuando deje de sentir el respaldo de sus jugadores, él mismo dará el paso al costado.

“Sí lo siento (apoyo) porque corren, se pueden equivocar, pero corren. Si no lo sintiera así soy el primero que da un paso al costado, no hace falta que los zopilotes empiecen a revolotear. Que se queden tranquilos los agentes y los allegados. Me voy hacer a un lado si molesto, si los jugadores adentro del campo no tuvieran actitud y hoy todavía sí. De mi parte, soy el primer consciente que si la situación no va, no tengo nada que hacer acá, nada. Que se queden tranquilos, como la pregunta que me hicieron si dejé de ser el técnico… tranquilos, tranquilos, hay tiempo todavía. Los que quieren estar, van a estar, pero tranquilos”, sentenció.

Lamentó, eso sí, la cuarta derrota consecutiva de su equipo. “El balance que hago es que fue un juego donde Chivas llega cuatro veces y los errores los estamos pagando con goles. Nuestras equivocaciones son goles, no tengo muchas explicaciones. Fue un partido mucho de mitad de cancha, donde Chivas sabemos las características que tiene de jugadores rápidos. En esos desdobles nos llevaban al área, pero tampoco con muchas situaciones de gol y nosotros las que llegamos no convertimos”, detalló.

“Cuando pasa eso, seguro que siempre la desesperación va avanzando, el juego te va comiendo y va pasando los minutos, se vuelve más complicado todo, pero bueno, el resultado final es que perdimos. La evaluación a mitad de torneo es mala. Estamos en el fondo de la tabla, un lugar que la institución no merece y nosotros somos los responsables de que esté ahí. De lo que se dijo recién en el vestidor es que nadie abra la boca. Es un momento de no abrir la boca”, concluyó Andrés Lillini.