Chivas GDL
1
Cristian Calderón 80'
Final

Chivas 1-0 América

Chivas sufre, pero derrota al América en la ida de cuartos del final

Cuando el “Chicote” patea y la bola viaja, la tensión puede sentirse en el estadio de Chivas. Cuando el vuelo de Ochoa resulta inútil y las redes se mueven, el grito explota.

Chivas sufre, pero derrota al América en la ida de cuartos del final
Francisco Guasco EFE

Cuando el “Chicote” patea y la bola viaja, la tensión puede sentirse en el estadio de Chivas. Cuando el vuelo de Ochoa resulta inútil y las redes se mueven, el grito explota en la garganta de poco menos de cuatro mil aficionados, que esta noche regresan al Estadio Akron tras más de ocho meses de ausencia. Aquí son unos cuantos, pero fuera son millones los que celebran. Es el 1-0 definitivo.

El golazo de Calderón inclina la balanza a favor del Rebaño Sagrado. Anotación a la altura de lo que merece esta rivalidad. Un tanto que da al Guadalajara la ventaja sobre América, en el duelo de Ida de los Cuartos de Final del Guardianes 2020. Al conjunto tapatío le separan 90 minutos de las Semifinales, para seguir soñando con el título.

Se trata de un Clásico completamente distinto. En tiempo de pandemia. Pero esta vez no con la tribuna vacía. Hay oficialmente 3,720 personas repartidas en la grada y el sabor es diferente. Son ellos quienes le dan vida al minuto de aplausos por la muerte de Diego Armando Maradona, antes del silbatazo inicial. Aunque no es ni de cerca el ambiente habitual de un Chivas-América, la nueva normalidad se asoma.

Las Águilas dominan en la primera parte. Generan mayores sensaciones de peligro, ante un Guadalajara que sufre para siquiera tener la pelota en los pies. Minuto 8: primer aviso de Giovani dos Santos, quien recibe dentro del área y suelta un zurdazo que se va por encima del arco. La defensa visitante es ordenada y contiene los tibios esfuerzos rojiblancos.

América pisa el acelerador. Centro desde la izquierda que techa a Gilberto Sepúlveda. Miguel Ponce no llega. Henry Martín entra inteligente entre los dos. Conecta un cabezazo sólido, abajo. Raúl Gudiño tiene una reacción extraordinaria. Con una mano, tapa sobre la línea de gol. El portero salva al Rebaño Sagrado, al minuto 27.

Poco más tarde aparece la polémica. Chivas sólo puede acercarse a pelota parada. Fernando Beltrán cobra el tiro de esquina desde la derecha. Tras un rechace inicial, Gilberto Sepúlveda controla el esférico y conecta de pierna derecha. La redonda impacta en la mano de Sebastián Cáceres. El árbitro Jorge Isaac Rojas considera que no hay penal. La afición se mete fuerte con él, al ‘31.

Nuevo aviso del América. Jesús Molina pierde la pelota en medio campo. La redonda es lanzada frontal, profunda, para dejar a Henry Martín en ventaja. Entra al área el atacante azulcrema. El guardameta sale para achicar. Define con un disparo cruzado. Raúl Gudiño tapa esta vez con la pierna. De nuevo salva al Guadalajara, ahora al minuto 36.

En la segunda parte, Chivas por fin recuerda que no sólo es un Clásico Nacional, sino que además se juega la Liguilla del Guardianes 2020. La historia no le favorece: de 10 eliminatorias directas ante América, quedó eliminado en ocho. Si quiere cambiar la historia, necesita hacer algo más como local, ante su gente, aunque sea poca.

Tiene más la pelota que en la primera parte. Y ahora empieza a generar. Pelota parada por el costado izquierdo. Servicio peinado para que a segundo poste aparezca Miguel Ponce. No llega con el cuerpo bien acomodado y el remate de cabeza le queda incómodo. Se va apenas por encima, al minuto 52. El Guadalajara tardó, pero está ya despierto.

Con las modificaciones de Víctor Manuel Vucetich, el equipo tiene otra cara. Cristian Calderón ingresa como extremo y no como lateral. Su presencia es determinante. Al ‘60, controla con dificultad dentro del área y dispara de zurda, por encima. Tres minutos más tarde, mide el servicio de Uriel Antuna, desde la derecha y cabecea apenas por un lado.

Chivas ya genera. Insiste. Quiere ventaja en la Ida. Diagonal retrasada desde la derecha, que pasa a ofensores y defensores. En la orilla del área, entra de atrás Miguel Ponce y le mete sólido la pierna izquierda. El disparo se va apenas por un lado, al minuto 68. El Rebaño Sagrado ha sabido sufrir en la primera parte y mejora en el complemento. Pero no tiene definición.

El tiempo transcurre y el marcador parece decidido a moverse sólo con una genialidad. Pelotazo frontal que la defensa del América rechaza mal, hacia el centro. Fuera del área, Cristian Calderón controla y se acomoda. Suelta la pierna izquierda con fe. Patea con decisión. La pelota viaja con ilusión. Y el vuelo de Guillermo Ochoa adorna la imagen.

Las redes se mueven y el grito explota en poco menos de seis mil aficionado. Gol del Guadalajara. Golazo. Todos corren al encuentro del “Chicote”. Felicidad plena en un Clásico Nacional atípico. La pandemia cambió esta clase de encuentros de lleno a vacío. Ahora n es vacío: es con poca gente. Chivas celebra su ventaja al minuto 80.

Víctor Manuel Vucetich es fiel a su “librito”. En la recta final, ya con la ventaja, ordena la entrada de Antonio Briseño. Ahora hay que asegurar la ventaja. Y lo consigue. El silbatazo final decreta la victoria de Chivas, apenas la tercera de toda la historia en duelos de eliminación directa frente al América. Para acceder a Semifinales, todavía quedan 90 minutos, el sábado en el Estadio Azteca.