CHIVAS

JJ Macías, en duda para el repechaje contra Necaxa

El delantero rojiblanco se resintió de una lesión muscular y está en duda para jugar el repechaje del próximo sábado ante los Rayos del Necaxa.

JJ Macías, en duda para el repechaje contra Necaxa
Adrian Macias MEXSPORT

Las malas noticias no paran en Chivas. A la baja de Alexis Vega, lesionado en un amistoso de la Selección Mexicana Sub-23 frente a Cruz Azul, se sumaría la de quien iba a tomar el puesto en el eje de ataque: José Juan Macías. El delantero rojiblanco se resintió de una lesión muscular y está en duda para el repechaje del sábado ante Necaxa.

El cuerpo médico del Rebaño Sagrado lo tiene “entre algodones”, extremando cuidados con la esperanza de que la recaída no sea de gravedad. Al tratarse de un tema muscular, el panorama se complica y a reserva de lo que comunique el club, sus posibilidades de reaparecer el sábado se disminuyen considerablemente.

José Juan Macías se perdió los últimos dos partidos de la fase regular, frente a Pumas (2-2) y Monterrey (3-1) debido a una lesión muscular. El técnico Víctor Manuel Vucetich decidió guardarlo para no arriesgar y que estuviera listo para el repechaje del Guardianes 2020. En esos encuentros, Alexis Vega tomó el puesto en el eje de ataque y entregó buenas cuentas.

Vega se convirtió en el principal motor ofensivo de Chivas y es uno de sus hombres más importantes a lo largo del torneo. Pero se perderá el resto del torneo, debido a una barrida por parte del jugador de Cruz Azul, Ignacio Rivero, a quien la directiva rojiblanca busca inhabilitar durante el tiempo que Alexis no pueda jugar.

Se esperaba que “JJ” reapareciera este sábado frente al Necaxa, de nuevo es su puesto como 9, mientras que Vega sería reubicado. Al no contar con ambos futbolistas, el técnico enfrenta un nuevo problema. Las opciones son tres para jugar al frente: Ángel Zaldívar, Oribe Peralta y Ronaldo Cisneros. Se prevé que pueda ser el “Chelo” quien aparezca de arranque. Contra Monterrey, en la fecha 17, entró de cambio y anotó el primer gol del Rebaño Sagrado, que vino de atrás para imponerse por 3-1.