Fuerza Regia
90
Dorados de Chihuahua
89
Finalizado

FUERZA REGIA 90-89 DORADOS

Un triple de Jaron Martin lanza a Fuerza Regia a la final del Este

Fuerza Regia disputará la final de la Zona Este de la LNBP, ya sea contra Mineros o Leñadores, al eliminar a Dorados por segunda ocasión consecutiva.

Un triple de Jaron Martin lanza a Fuerza Regia a la final del Este
Cortesía: Fuerza Regia

Déja vù. Un comienzo de cinco derrotas en fila al inicio de la temporada no lastró las aspiraciones de Fuerza Regia en la temporada 2020 de la Liga SiSnova LNBP. A un mes y medio de ello, los aurinegros ya están, de nueva, en la final de la Zona Este, después de blanquear a Dorados de Chihuahua en la primera ronda de los playoffs. Vaya, la misma historia del curso anterior, el 2019-2020. Los pupilos de Gustavo Pacheco aquejaron la falta del All-Star dominicano 'Rigo' Mendoza en todo momento (aislado por COVID-19) y Fuerza Regia apeló a la épica de sus estrellas de estreno (Jackson y Ávila, que se combinaron para 31 puntos) y un triple salvador de un actor de reparto que ya reclama su inclusión en el reparto estelar: Jaron Martin.

Fuerza Regia dominó la primera mitad del partido, sostenido sobre los hombros de David Jackson Jr., quien salió a la duela en modo MVP (recuerdos de su paso por Brasil). El estadounidense sumó puntos a mansalva (60% de efectividad en los primeros dos cuartos) y aprovechó la dejación Juan Brussino, quien pasó compases oscuros. Ante el extravío del hábil argentino, irrumpieron Durrell Lafaunce y Thomas Allen, quien cargó con la ofensiva de Dorados desde el banquillo (terminó el juego con 34 puntos, 80% de efectividad; demencial). Sin embargo, la ventaja máxima de 15 puntos se esfumó con el triple de Rubén Delgado sobre la bocina del medio tiempo, cuando el cotejo cambió de signo por primera vez en la tarde (36-37). 'La Fuerza' retomó el mando en un viaje a la línea de J.J Ávila, recién desempacado desde la G League de la NBA. El partido entró en esa combustión nerviosa, tan característica de los duelos de 'todo o nada'.

Se soltó un demencial intercambio de golpes en el último cuarto. Una canasta tras otra. Los ataques de Jackson al aro, los depósitos de Allen, quien no dejaba de anotar. El cotejo subió de voltaje y se convirtió en un round antes que un cuarto periodo hasta que entró en fase crítica: Bejarano clavó los pies en la esquina izquierda, la pelota botó en el aro, y Allen remachó en el costado contrario para comprar cinco minutos más de vida para Dorados. 80-80. La bandeja de David Jackson también murió sobre el plástico y la prórroga fue un hecho.

La fortuna parecía sonreirle a FR cuando Huertas casi fuerza un turnover de Cooper, pero el instant review corrigió con solvencia; la posesión había cambiado y Cooper no había retrocedido hacia su campo. Allen machacó por enésima vez para poner el marcador 86-88 y Dorados dependía de su defensa para vivir al menos un día más en la LNBP 2020. Pero Jaron Martin tenía otros planes. Pies bien plantados, brazos estirados, la pelota dibujó una parábola que sorteó la marca de Kevin Hernández y explotó en las redes con siete segundos por delante. Ante un tiro de ese calibre, no hay defensa posible. Ni esperanza perpetua. Dorados claudicó y cayó por sexta ocasión consecutiva ante Fuerza Regia en semifinales de Zona. La ausencia de Rigoberto Mendoza pesó, a final de cuentas. 2021 quizá regalé mejores augurios a los chihuahuenses. Para los aurinegros, el cetro del baloncesto nacional, a pesar de los pesares, aún está al alcance de la mano.