CHIVAS

Antonio Briseño: "Estoy triste porque me cortaron las piernas”

El zaguero de Chivas lamenta estar aislado lejos de su familia y sentir que le “cortaron las piernas” al perder el puesto titular que había tenido en los últimos dos partidos.

Antonio Briseño: "Estoy triste porque me cortaron las piernas”
Cristian de Marchena MEXSPORT

Antes que el futbolista, está el ser humano. Por eso, el defensa central de Chivas, Antonio Briseño, vive con tristeza el padecer COVID-19. Son dos cosas las que le han golpeado el ánimo: estar aislado lejos de su familia y sentir que le “cortaron las piernas” al perder el puesto titular que había tenido en los últimos dos partidos.

“Me siento triste más que nada, porque como digo: me cortaron las piernas, a final de cuentas no siento nada y evidentemente por precaución de mis compañeros, nos tiene que separar del plantel. Me siento bien, no me ha dado fiebre, no me duele nada. Hago sólo un poco de ejercicio porque dicen que no puedo hacer fuerte porque se bajan las defensas. Me siento muy bien hasta ahora”, explica el “Pollo” Briseño en una transmisión a través de sus redes sociales.

“Lo que más me duele es no estar con mis niñas y mi esposa. Están bien cuidadas con mis papás, es parte de y gracias a Dios sólo me dio a mi. No sé donde pude contraer el virus, es una incógnita, nadie sabe. No fue en casa, creo que lo agarré afuera, es parte de y hay que darle. Sigo estrictamente todo lo que el doctor me está recomendando, el protocolo de Chivas es fenomenal”, añade el zaguero central.

“Que cada semana te hagan la prueba nos deja con mucha tranquilidad de que el que está en el club no está infectado. Mis respectos para todos los doctores y la gente que hizo estos protocolos. Lo único que queda es esperar cuando salga negativo para reintegrarme a los entrenamientos. Lo importante que ya calificamos al repechaje y creo que podré estar para eso, en el peor escenario. Esperamos el jueves que me hagan la prueba ya salga negativo”, detalla el futbolista de Chivas.

Asegura que la parte más afectada hasta ahora es la anímica. “Todos se sorprendieron, me puse muy triste, quería jugar contra Cruz Azul, pero no está en mí ahora poder ayudar al equipo. Estoy muy triste la verdad, a veces me dan ganas de llorar aquí solo, sin que nadie me pele, como dicen... lo que quiero es jugar. Es muy triste estar sin mis niñas, pero sé que va a pasar y es parte de”, asevera Antonio Briseño.

“Regresaré a mis actividades cuando dé negativo o tenga carga viral muy baja. Cuando me detectaron, tenía carga viral baja, no sé si siga así o haya aumentado. Pero regresaré cuando ya no sea contagioso para el equipo y tenga carga viral baja. No he tenido ningún síntoma, no he sentido nada hasta ahora, no sé si en el futuro me vaya a dar algún síntoma, esperemos que no, pero hasta el momento no siento nada”, concluye el “Pollo”.