Más Deporte

Nuevo Estadio de Mérida: Sin inversión pública y con energía limpia

Antonio Téllez Castellanos, quien se encuentra al frente del desarrollo del nuevo estadio deportivo de Mérida, dio detalles de la construcción del innovador inmueble.

Venados y Leones tendrán nueva casa en Mérida. Ambos clubes compartirán casa en la capital yucateca, pero será en uno de los inmuebles más sustentables del continente. Además de que contará con la tecnología para modificar su estructura para duelos de futbol o béisbol, según se requiera, funcionará con energía limpia y reutilización de recursos. En lo económico, no contará con inversión gubernamental, ya que será financiado en su totalidad por iniciativa privada.

Energía limpia y recursos reutilizables

Antonio Téllez Castellanos, encargado del desarrollo del nuevo estadio, ofreció detalles del complejo deportivo en entrevista para Pasión W. Explicó que estará dotado con paneles solares para captar la energía natural y con captación de agua pluvial.

“Va a ser el primer estadio ‘elite platinum’. Nuestra propuesta siempre será desarrollar estadios sostenibles económico, social, ecológico y ambientalmente. El estadio va a ser construido bajo especificaciones para ser certificado con el más alto distintivo de edificio sustentable. Tendrá generación de energía limpia. El techo del estadio va a generar energía eléctrica a partir de energía solar. El uso del agua contará con los lineamientos para reutilizarla como agua de riego, además de que se va a reutilizar el agua de lluvia”, detalló Téllez Castellanos.

Aminorar la huella ecológica provocada por un estadio

Detalló que aún no se tiene definido el sitio en el que se construirá, pero la intención es que sea lo más accesiblemente posible, pero que a la vez no provoque problemas viales: “La mancuerna que hacen la sostenibilidad social y urbana es importante. En lo social, lejos de lastimar el entorno, toda la propuesta lleva el uso e instalación de corredores verdes. Tratamos de ser los mejores vecinos que, en lugar de ser una molestia o carga, buscamos encajar muy bien en el entorno, como no generar trastornos viales. La propuesta es muy completa desde el punto de vista social, económico y ecológico.

“El sitio todavía no está definido, pero tenemos cuatro opciones. Buscamos que sea accesible, no estamos a favor de que la gente tome el auto para viajar 10-15 minutos, estacionarse y caminar varias cuadras. Buscamos que sea muy accesible para todos, que para quien no tenga auto, llegue en bicicleta, caminando o transporte público pueda llegar sin problema al estadio. Eso deja una huella de carbono para la ciudad, cuidamos mucho y colaboramos en que se generen ventajas”.

Sin inversión del erario público

Actualmente es complicado encontrar financiamiento en el gobierno para edificar un inmueble de dicha magnitud. Es por ello que cada vez es más común que dicha inversión sea de iniciativa privada. El nuevo estadio de Mérida no será la excepción y evitará los recursos del erario público.

“Nos salimos del modelo tradicional en el que los gobiernos fondean los estadios. Esta es un formula innovadora en México, porque cuando el gobierno o los equipos proponen el fondeo, se cubren ciertos intereses y objetivos que a veces no son sostenibles en el tiempo. Al hacer un estadio que es viable financieramente para un grupo de inversionistas, permite a los equipos usar su dinero para mejorar su desempeño profesional. Pueden invertir en jugadores, cuerpo técnico, partidos de preparación, etcétera.

“Para los gobiernos (financiar un inmueble deportivo) a veces se convierte en una carga. En el momento que esa carga se vuelve asfixiante, se vienen abajo las instalaciones con la falta de mantenimiento. Esa fórmula la estamos resolviendo muy bien. En nuestro caso, el gobierno nos asesora para cumplir toda la normatividad, se da cuenta que habrá una derrama económica importante y que le conviene este tipo de inversión. En el caso de Yucatán, tanto el gobierno municipal como el estatal lo entendieron. El permitir la inversión de este tipo traerá generación de empleos e incremento en el turismo. Un estadio de esta envergadura posiciona y proyecta a la ciudad como una de las más importantes del país” concluyó el encargado del proyecto del nuevo estadio de Mérida.