Chivas

Chivas cumple 10 años de la Final de Copa Libertadores

Hace una década el Guadalajara compitió por el máximo trofeo a nivel de clubes del continente americano, lo pelearon hasta el final, pero no se les dio.

Chivas cumple 10 años de la Final de Copa Libertadores
MEXSPORT/JAVIER GARCIA MEXSPORT

Hace ya 10 años, Chivas se convirtió en el segundo equipo mexicano que disputaba una Final de Copa Libertadores de América. El 11 de agosto de 2010, jugó como local el encuentro de Ida frente al brasileño Internacional de Porto Alegre. La ilusión de alcanzar la gloria continental estaba al alcance de la mano... pero también ese día comenzó a diluirse.

Aquella noche, una década atrás, el entonces llamado Estadio Omnilife recibió el primer partido oficial de su historia. Acababa de ser inaugurado y por la trascendencia del encuentro, muchos pedían que se disputara en el Jalisco, que había sido casa del Rebaño Sagrado durante 50 años. Pero una Final era el escenario ideal para estrenar la magna obra de Jorge Vergara.

Como resultado, Chivas perdió por todos lados: en la cancha perdió por 2-1 y en la tribuna dejó una imagen que sorprendió a todo el continente, al no llenarse el inmueble. Oficialmente, la entrada fue de casi 30 mil personas. Se percibía en el lugar apenas un poco más de la mitad de las butacas ocupadas, algo inesperado para una partido de tal envergadura.

Era tan extraña la escena, que los periodistas que habían viajado desde Brasil y otras partes de Sudamérica preguntaban a la prensa local qué pasaba, por qué no estaba lleno un partido que en cualquier otra parte del continente habría provocado que los aficionados se arrebataran los boletos. El Estadio Omnilife acababa de ser inaugurado. Era difícil el acceso y los precios de las entradas estaban por las nubes.

Así lucía el Onmilife a minutos del pitazo inicial

En la cancha, la ilusión rojiblanca creció con el gol de Adolfo Bautista, en el tiempo agregado de la primera parte. Pero en el complemento, Internacional de Porto Alegre tuvo una feroz reacción y en cuestión de cuatro minutos dio vuelta al marcador con los goles de Giuliano (‘73) y Bolívar (‘77). Con la desventaja, Chivas estaba prácticamente sentenciado. Una semana después, el cuadro brasileño completaría la obra en su casa para levantar la Copa Libertadores.

Una década ha pasado ya. Chivas fue el segundo equipo mexicano en disputar una Final del certamen continental. Antes, Cruz Azul perdió el título frente a Boca Juniors y después, Tigres también dejó escapar la gloria ante el River Plate. Hoy, los clubes nacionales ya no participan en la justa y muchos aficionados sueñan con algún día volver.

El camino a la final

En la edición 2010 de la Copa Libertadores de América, Chivas entró directo a la fase de Octavos de Final. Un año antes, los clubes mexicanos habían sido excluidos del certamen por la epidemia de gripe AH1-N1 que se vivía en el país. Como compensación, la Conmebol decidió respetarles al Guadalajara y al San Luis el lugar que tenían ya en la segunda ronda.

Así, Chivas se estrenó frente a Vélez Sarsfield de Argentina. Ganó la Ida en el Estadio Jalisco por 3-0, con un doblete del histórico Omar Bravo y un tanto más de Héctor Reynoso. En la Vuelta, el Rebaño Sagrado perdió por 2-0 y terminó sufriendo, pero le alcanzó para superar dicha instancia. Los Cuartos de Final, ante Libertad de Paraguay, tuvieron una historia similar: Guadalajara ganó la Ida por 3-0 (doblete de Omar Bravo y un tanto de Michel Vázquez) y perdió la Vuelta por 2-0.

En las Semifinales de esa Copa Libertadores, Chivas hizo algo histórico al llevar su localía al Estadio Azteca para el partido de Ida frente a la Universidad de Chile. La casa del América se convirtió en hogar del Rebaño Sagrado por una noche y el cuadro tapatío apenas pudo rescatar el empate 1-1 con gol de Omar Arellano. En la Vuelta, contra todos los pronósticos, el Guadalajara se impuso por 2-0, con tantos de Xavier Báez y Jonny Magallón.

Solo uno queda

Hace 10 años, el 11 de agosto de 2010, Chivas perdió la Ida de la Final de la Copa Libertadores frente al Internacional de Porto Alegre. El técnico rojiblanco era José Luis “Güero” Real quien mandó un 11 inicial conformado por Luis Ernesto Michel, Jonny Magallón, Héctor Reynoso, Mario de Luna, Miguel Ponce, Xavier Báez, Edgar “Chore” Mejía, Omar Arellano, Marco Fabián, Adolfo Bautista y Omar Bravo.

De los 11 que arrancaron esa noche en el entonces llamado Estadio Omnilife, solamente uno queda en la institución: Miguel “Pocho” Ponce, quien salió del equipo un par de veces después de eso y ahora vive una etapa más con Chivas. Del resto, cinco ya se retiraron: Jonny Magallón, Héctor Reynoso, Edgar Mejía, Adolfo Bautista y Omar Bravo.

Pelé le da la mano a Dionicio Escalante

De los que siguen en activo, el arquero Luis Michel terminó contrato con Xolos de Tijuana y se encuentra libre. Mario de Luna está con el Necaxa. Xavier Báez juega en el Austin Bold de la USL de Estados Unidos. Omar Arellano porta la camiseta del Querétaro. Y Marco Fabián también busca club, tras concluir su acuerdo con el Al-Sadd de Qatar.