CORONAVIRUS

Solidaridad, empatía e información son necesarias para combatir el COVID-19

Después de cinco meses un gran número de personas sigue creyendo que el coronavirus no existe y es un invento.

Solidaridad, empatía e información son necesarias para combatir el COVID-19
CLAUDIO CRUZ AFP

Son muchos los médicos, y en ocasiones personal del sector salud, que han tenido que luchar durante estos últimos cinco meses contra la pandemia de coronavirus, batalla que aún sigue, y se han convertido en una pieza clave para combatir el virus, desde sus inicios. En este tiempo, además de estar alejados de sus familias, por el riesgo que implica reunirse, algunos han padecido discriminación, desinformación, inseguridad, desigualdad, violencia y falta de apoyo.

"Nunca habíamos visto morir tanta gente. Todos teníamos miedo cuando inició la pandemia, venir a trabajar nos preocupaba, porque no queríamos contagiarnos o contagiar a la familia. La incertidumbre era otra de nuestras preocupaciones, ya que no conocíamos bien los tratamientos y su manejo. Hasta la fecha nos sigue generando incertidumbre atender a un paciente ", detalló Zenaida Martínez Martínez, médico general de INSABI (El Instituto de Salud para el Bienestar)

La llegada de la pandemia al mundo fue una sorpresa para todos, porque de un momento a otro se tuvieron que acondicionar muchos espacios y preparar personal para atender hasta el momento a más de 282,000 personas infectadas por COVID-19.

"Es una enfermedad desconocida para nosotros. Atendíamos a tantos pacientes al inicio de la epidemia que no podíamos darnos abasto al 100 por ciento, lo que nos llevó a momentos muy fuertes como ver cómo las personas llegaban sin signos vitales y ya no podíamos hacer nada", dijo Arturo Téllez Cadena, médico INSABI.

La infodemia sobre la pandemia

Al mismo tiempo, el país vive una ola de desinformación que se impregna en la población a gran velocidad, como el SARS-CoV-2 causante de la enfermedad del coronavirus.

Y a pesar de que ya sucedieron más de 33,000 mil muertes en el país a causa de coronavirus, la gente sigue pensando que la pandemia es un invento o minimizan los riesgos y hacen caso omiso de las medidas sanitarias, como ocurrió inicios del mes de mayo en el Municipio de Ecatepec, Estado de México, cuando familiares de pacientes con coronavirus entraron a la fuerza sin protección al Hospital General Las Américas, puesto que recibieron información de que los pacientes eran inyectados con algo para que murieran.

"Al inicio hubo mucha desinformación y los pacientes tenían mucho miedo de venir al hospital y pensaban que íbamos a atentar contra su salud, por la desinformación, estaban renuentes a los tratamientos e ingresar a un hospital y eso culminó en un mal desenlace de su enfermedad; pero últimamente la gente viene más informada y en etapas tempranas donde podemos hacer mucho por ellos", agregó el médico Arturo Téllez Cadena.

Es tal la información falsa que hasta se brindaban consejos para prevenir el coronavirus por las redes sociales.

"Hay mucha gente que a estas alturas no creen que es real y piensan que en los hospitales los estamos matando u otras cosas y no es así, lo que los lleva a crearse sus propios tratamientos, solo porque lo dijo su tía o abuelita, y cuando llegan al hospital se ha complicado su enfermedad. Lo importante es que cuando empiezan a sentir síntomas recurran a una valoración para poder tener un tratamiento temprano, lo cual ayuda en la mayoría de las veces a salvar al paciente" comentó Dolores Vega, médico INSABI

Mientras, el médico de INSABI, Alejandro Hernández, explicó que somos una sociedad con resistencia a la tragedia y preferimos creer que no es verdad para estar más tranquilos. "Tenemos que ser una sociedad más sana, pero en muchos aspectos y tener medios de información más veraces, ya que la información que no está confirmada ha creado mucho daño", subrayó.

Discriminación entre la población durante la pandemia

Algunas de las reacciones de la gente cuando apareció la pandemia de Covid-19 fueron el odio y la discriminación contra los enfermos; pero también, por increíble que parezca, hubo una ola de violencia contra el personal del sector salud.

"El apoyo de los médicos cubanos ha sido muy importante para nosotros, quizás ellos venían con otra información o atender la medicina de primer nivel, preventiva o epidemiología. Las críticas que han tenido son algunos compañeros sólo denotan racismo, egoísmo y falta de compañerismo. Las personas no son malas por su oficio, sino por otros factores", comentó Israel lechuga Contreras, médico y especialista en urgencias en el hospital Doctor Belisario Domínguez.

Por su parte, el camillero, José Amaury que atendió al primer paciente que llegó con coronavirus al hospital Doctor Belisario Domínguez se siente desconcertado al ver cómo la gente no se cuida y no cuida a los demás o a sus hijos, porque es una enfermedad que se puede prevenir con los cuidados establecidos por la secretaría de salud: sana distancia, uso de cubrebocas, mascarilla y el lavado de manos constante.

" Muchos preguntan: ¿cuándo se acabará?, pues, ¡cuándo hagamos conciencia! Creemos que porque se dio un margen para que la gente pueda salir y hacer una vida más o menos ya pasó todo y están de vacaciones. Me da tristeza porque los camilleros, enfermeros, médicos y personal de limpieza estamos en la línea y cualquier descuido nos podemos contagiar.

"Cada vez que llevo un paciente me llega a mi mente como una película mi familia, esposa e hijos, así como también el miedo, angustia y tristeza. Inclusive cuando vamos caminando con el paciente vamos pidiendo a Dios que nos cuide y nos proteja. Salimos al patio para respirar porque el equipo y el cubrebocas que usamos durante mucho tiempo nos ahoga".

La sociedad y la población deben hacer equipo

"La pandemia nos deja muchas experiencias, entre buenas, tristeza y malas. Nos ha enseñado a tener más cuidado, ser más empáticos, ayudar al prójimo y hacer equipo, desde que nos lleguen los insumos, seguir las medidas sanitarias y cuidarnos entre todos.

"Nosotros ponemos nuestro esfuerzo, trabajo, nuestra vida y nos alejamos de nuestra familia, pero mucha gente en la calle actúa como si no le importara; aun así, estamos aquí para ayudarlos", dijo el especialista Israel lechuga.

La pandemia se quitará cuando la gente se cuide

Para el médico Alejandro Hernández es muy importante que la sociedad aprenda a trabajar en equipo, dejar a un lado el egoísmo, sin tomar en cuenta la ideología política y creencia religiosa. Siempre y cuando se trabaje en equipo con solidaridad, ya sea entre los mexicanos o con la ayuda de alguien más, será cuando el mundo cambie.

"La pandemia llegó a cambiar sus paradigmas en la medicina en México e hizo que se renovarán los sistemas de salud. Como sociedad pudimos identificar los factores de riesgo y todo lo que está relacionado con el estilo de vida (diabetes, obesidad, hipertensión, etc).

"No queremos ser héroes, nos gusta mucho nuestro trabajo. Salir victoriosos de la pandemia es un todo, es decir, es una estructura completa para tener más casos de éxito, todos los que trabajamos en un hospital; asimismo, el riesgo de estar aquí. La sociedad es un factor muy importante, desde que tengan sus cuidados, la higiene y eviten contagiarse es un caso de éxito.", expuso el médico Alejandro Hernández.

Enseñanzas del Covid-19

Ante un virus tan letal, la mejor manera de defenderse es descubrir todo lo que es: su estructura, comportamiento, genoma, etcétera. A la fecha sabemos algunas cosas; entre ellas, los motivos básicos que provocan en todo el mundo una tasa de mortalidad alta.

"Es en todo el mundo, hay dos motivos básicos, una virulencia no conocida del virus y una susceptibilidad de ciertas personas", explicó el médico Francisco Hernández del Hospital Doctor Belisario Domínguez.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), este fin de semana pidió a la población mantenerse unida y solidaria para revertir la trayectoria de la pandemia, pues, aunque las autoridades sanitarias han dicho que será larga, puede ser controlada, pero tiene que ser con una sociedad que trabaje en conjunto; nos salvando vidas y otros con las medidas sanitarias como: lavado constante de manos , uso de cubrebocas y distanciamiento social.