Orgullo LGBT

Tay Angulo, orgullo deportivo de la Guardia Nacional

Para esta físico matemática, y además músico, su orientación sexual nunca fue obstáculo para ganarse el respeto de sus compañeros tanto en su vida laboral como en el deporte.

Tay Angulo, orgullo deportivo de la Guardia Nacional

Tarcila Angulo se ha ganado el respeto de sus compañeros en la Guardia Nacional en base a los logros en su trabajo y también en el ámbito deportivo, donde es considerada una de las mejores atletas de la corporación.

Egresada de la Universidad de Colima, donde estudió la licenciatura en física y matemáticas, Tay, como la llaman sus amigos, ingresó en 2012 a la extinta Policía Federal, en el área de telecomunicaciones y a partir de ahí comenzó a forjar una brillante carrera en la corporación, hoy convertida en Guardia Nacional.

Angulo reconoce que comenzó un poco tarde en el deporte, “lo hice primero, la verdad, solo porque era obligatorio en la Universidad, ahí aprendí a nadar. Me fui metiendo”.

Pero hoy, Tay es una atleta en toda la extensión de la palabra, practica varias disciplinas, aunque su especialidad es el triatlón, y esto la llevó a obtener una de las máximas distinciones deportivas que entregaba la Policía Federal. El entonces presidente Enrique Peña Nieto fue quien la premió.

“En 2018, gané la Condecoración al Mérito Deportivo en Primera Clase, me lo dieron en Primera Clase porque a pesar de que iba a la oficina mis ocho horas, seguía entrenando y seguía sacando buenos resultados en carreras, montaña, natación, triatlón, representando a la policía en las competencias”, explicó.

Respeto ganado

Tay, quien, por si fuera poco, también toca el clarinete, aseguró que su orientación sexual nunca ha sido un obstáculo ni en su vida laboral ni tampoco en la deportiva y, orgullosa, reconoció que es por su capacidad en ambos terrenos como se ha ido ganando el respeto de sus compañeros.
“He trabajado con muchos hombres por el área en que estoy, y más cuando me mandaban a trabajar a los pueblitos, pero, independientemente de la condición sexual, si te encuentras a personas que te discriminan por ser mujer, y más en el trabajo, dicen que como una mujer las va a mandar, incluso, muchas de las compañeras también me critican porque me veo atlética, sí te discriminan.

Nosotros, como compañeros, nos apoyamos, no tengo bicicleta o algo, se consigue entre todos, o con el uniforme. Te das a respetar por la capacidad física y mental, entonces con los resultados demuestras lo valioso que puedes ser, tanto que les enseñas matemáticas como que los representas en una competencia internacional como el latinoamericano de policías y bomberos”, señaló.

Y es que Angulo tiene claro que su orientación sexual no debe ser tema prioritario para definir sus capacidades para desenvolverse en el trabajo o en el deporte.

“Nunca he dicho ¡soy, mérenme!, no es algo que sea importante para mí, yo me doy a respetar por lo que soy y con mi capacidad de hacer las cosas, no ando gritando que soy gay”, recalcó.

La comunidad deportivo LGTB+

Además de ganar medallas por racimo representando a su corporación, Angulo también participó en los Panamericanos de la comunidad LGTB+ realizado en la Ciudad de México, donde también obtuvo muy buenos resultados.

“El Panamericano LGTB fue para dar a conocer a la gente que también hacemos deporte y no queremos ser discriminados. Mi coach, mi rooming y yo participamos en atletismo y mi coach y yo llegamos en segundo y tercer lugar en esa carrera que se llevó a cabo en el Autódromo Hermanos Rodríguez”, explicó.

Además, Tay pertenece al equipo Kraken, una asociación deportiva, ubicada en la alcaldía Benito Juárez. Creada para que los deportistas de la comunidad LGTB+ puedan practicar sus disciplinas sin temor a ser discriminados.

“Conocí un equipo que se llama Kraken, yo estoy en atletismo y natación, participan equipos de la comunidad y se trata de no discriminar a las personas, de darle su lugar más allá de la forma que tengas de amar, somos un conjunto en este mundo y tenemos los mismo derechos”, subrayó.

Por último, Tarcila destacó que, como país, son tiempos en los que el respeto debe regir a nuestra sociedad.

“El respeto es la clave de que la gente sea abierta en su forma de amar, lo que necesitamos como país es una convivencia sana”, concluyó.