Caso Giovanni López

Reportan detenciones ilegales en segundo día de protestas por Giovanni López

Por segundo día consecutivo, la sociedad jalisciense salió a las calles para exigir justicia por la muerte de Giovanni López, a manos de policías.

Reportan detenciones ilegales en segundo día de protestas por Giovanni López
Francisco Guasco EFE

Por segundo día consecutivo, la sociedad jalisciense salió a las calles para exigir justicia por la muerte de Giovanni López, a manos de policías del municipio de Ixtlahuacán de los Membrillos. Esta vez, fueron tres los puntos de concentración para las manifestaciones y la Comisión Estatal de Derechos Humanos reportó el mal actuar de autoridades al registrarse detenciones ilegales.

Los manifestantes acudieron este viernes a Palacio de Gobierno, en el centro de la ciudad de Guadalajara. De forma extraoficial se habla de cuatro detenidos en el punto. Otro contingente fue a Casa Jalisco, sede del gobernador Enrique Alfaro. Ahí las protestas no pasaron a mayores y se reportó saldo blanco, pese a los momentos de tensión que se vivieron en algunos momentos.

El principal foco de atención este viernes se presentó en la sede de la Fiscalía del Estado, en la calle 14. Ahí, múltiples denuncias a través de redes sociales sobre detenciones ilegales fueron finalmente ratificadas por la Comisión Estatal de Derechos Humanos. Muchos manifestantes ni siquiera pudieron llegar al lugar para ejercer el derecho a la libre expresión.

Horas antes de la cita hecha por los manifestantes, ya se observaba en los alrededores a agentes vestidos de civil, portando armas y palos. La prensa estaba concentrada en un punto y en las cuadras aledañas comenzaron a suceder cosas que fueron reportadas a través de redes sociales.

Distintos usuarios reportaron a compañeros que de camino a la manifestación, sin delito de por medio, fueron arbitrariamente “levantados” por los supuestos policías vestidos de civil. Los subieron en camionetas sin placas y sin identificación de autoridad. Simplemente desaparecieron en ese momento. Los vídeos comenzaron a fluir en las redes sociales.

El hecho se repitió siempre de la misma manera, con personas sin uniforme y en camionetas civiles, muchas de ellas sin placas. Además, incomunicaron a los detenidos que no pudieron ser localizados durante horas. Otros usuarios reportaron que la misma gente vestida de civil interceptó camiones de transporte público y se llevaron a quien tuviera apariencia de “posible manifestante”. La búsqueda de los detenidos comenzó así a través de las redes.

Horas más tarde, se supo que algunos fueron liberados en colonias alejadas, en los municipios de Tlaquepaque, Tlajomulco o Tonalá. Según los reportes, fueron golpeados y amedrentados. No se les permitió llegar a la manifestación y tampoco era posible imputarles un delito pues la detención ni siquiera fue realizada por policías plenamente identificados como tal.

La Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) tuvo conocimiento de los reportes hechos en redes sociales. “Durante la tarde de hoy se realizaron detenciones fuera de todo protocolo en las inmediaciones de la Zona Industrial donde se localizan las instalaciones de la Fiscalía de Jalisco”, escribió la institución por la noche en su cuenta de Twitter.

“Esta defensoría tiene registrados reportes de detenciones ilegales y arbitrarias y se identificó la práctica de ‘alejar’ a las personas en vehículos particulares, algunos sin placas, y dejarlas en lugares retirados. Hacemos un llamado a la Fiscalía de Jalisco y a todas las autoridades de seguridad pública, a ceñir su actuación en el marco de la legalidad; situaciones como estas propician el abuso de poder y exponen la integridad física y la seguridad personal de la ciudadanía”, sentencia la CEDH.

Así, Guadalajara vivió otro día complicado, el segundo consecutivo, en medio de las protestas por la muerte de Giovanni López. El pasado 4 de mayo, Giovanni fue detenido por policías del municipio de Ixtlahuacán de los Membrillos. Un día después, perdió la vida, presuntamente a causa de tortura y golpes. Ahora, la sociedad clama justicia y las manifestaciones para levantar la voz no cesan.