CHIVAS

Salcido dejó un mejor sueldo con Tigres para cumplir sueño en Chivas

En aquel momento, Salcido renunció a un convenio de tres años que tenía con Tigres. El Rebaño Sagrado sólo le ofreció dos años y un salario menor.

Salcido dejó un mejor sueldo con Tigres para cumplir sueño en Chivas

A lo largo de su carrera, ganó mucho. Es uno de los mexicanos referentes en la época moderna del futbol. Carlos Salcido vivía una etapa importante con Tigres en 2014. Había sido convocado a su tercera Copa del Mundo. Pero tenía un sueño pendiente: ser campeón con Chivas, el equipo de sus amores. Por eso, el de Ocotlán, Jalisco, sacrificó dinero con tal de perseguir esa meta.

Durante una charla exclusiva con AS México, Carlos Salcido ha revelado algo que ahora nunca había dicho: cuando el Guadalajara le llevó el contrato al Centro de Alto Rendimiento (CAR) en la Ciudad de México, el renunció a un convenio de tres años que tenía con Tigres. El Rebaño Sagrado sólo le ofreció dos años y un salario menor. Pero aceptó por perseguir el sueño que le faltaba.

“Esa fue la primera motivación, hermano. De retirarme, muchos me querían retirar desde que regresé a Tigres de Europa, decían que ya venía a retirarme. Llegando a Tigres, quedamos campeones, después la medalla olímpica, después Mundial. Llegando a Chivas me retiré de la Selección pensando y enfocándome totalmente a Chivas. Ya no quería tener viajes, sabía que tenía 34 años, quería que mis piernas descansaran y dedicarme 100 por ciento a lo que soñaba que era el título”, explica.

“Eso era lo que me motivaba porque siempre veía la foto del último campeonato. Siempre veía a Oswaldo Sánchez y el ‘Bofo’ levantando la copa y yo decía ‘tengo que estar en una foto levantando la copa’. No había tiempo, hermano. De hecho, es primera vez que lo digo y te lo voy a compartir: en Tigres acababa de firmar un contrato de tres años más. Cuando llegó a Chivas firmé un contrato de dos años, así fue, imagínate. Dos años con opción a un tercero. Yo dejé un contrato mucho mejor para venir a Chivas y hacer realidad un sueño que para mí significó bastante”, revela.

Lo que lo movió a tomar esa decisión es explicado por él mismo: “Tener el privilegio de buscar ser campeón en Chivas, porque ya había sido campeón en muchos lados. Muchas veces uno tiene que dejar cosas para lograr lo que uno quiere. Y yo como decimos, me la rifé. Quería conseguir algo y al final del día no me equivoqué, valió la pena soltar un contrato de tres años , con mejor salario. Valió la pena regresar a Chivas, claro que valió la pena. Hoy en día tengo esa foto que yo quería, esa foto significa haber dejado cosas para conseguir lo que yo quería”, sentencia Carlos Salcido.

Asegura que esa decisión valió la pena, porque así pudo cumplir su sueño. “Me faltaba la última, me faltaba lo que yo más quería, me faltaba lo que en 2004 no pude conseguir contra Pumas, me faltaba eso que como fan viví cuando Chivas le ganó a Toros Neza, me faltaba hacer historia con el equipo de mis amores. Creo que eso no se compara con lo que dejé de percibir. Valía más buscar un sueño, una meta que yo tenía”, asevera.

“La realidad es que hoy en día te puedo decir que nunca me he arrepentido y nunca me arrepentiré. Si tuviera la posibilidad, lo volvería a hacer sin ningún problema, porque mi vida siempre ha sido de retos, de escoger lo que yo quisiera hacer. Para eso debo tener motivaciones y una de mis motivaciones era esa. Recuerdo que platicaba casi todos los días con Jorge Vergara, en paz descanse y me decía ‘ya casi, ya casi’”, recuerda.

“Estaba en el CAR cuando me llevaron el contrato, antes del Mundial (2014) ya era jugador de Chivas, ya sabía lo que venía. Mi mente estaba preparada, era como esos perros que todo el tiempo tienes amarrados y cuando los sueltas poquito quieren acabarse el mundo. Así me sentía y por eso cuando llegué a Chivas, después del Mundial, fui a Verde Valle, me querían dar vacaciones y yo no quise. Dejé vacaciones y tomé la decisión de retirarme de la selección, para cuidar un poco más mis piernas y tener más fuerza para lograr lo que yo quería”, sentencia Carlos Salcido.