CHIVAS

Luis Enrique Santander: tres años de cargar una polémica cruz

Santander fue uno de los grandes protagonistas en el título de Chivas en el Clausura 2017, en una jugada llena de polémica que parece no tener respuesta correcta.

Luis Enrique Santander: tres años de cargar una polémica cruz
JAVIER RAMIREZ MEXSPORT

Es seguramente la jugada que dejará marcada su carrera como árbitro. Polémica por todo su contexto. Con distintas maneras de interpretarse. Generadora de infinidad de memes, burlas y hasta amenazas de muerte. Luis Enrique Santander carga hasta hoy, tres años después, con el estigma de aquel contacto entre Jair Pereira e Ismael Sosa, en la Final del Clausura 2017.

Corría el minuto 92 del duelo de Vuelta. Chivas ganaba por 2-1 a Tigres. Estaba a segundos de proclamarse campeón. Los regiomontanos buscaban el tanto que mandara la definición del título a tiempo extra. Sosa ingresó al área. Pereira fue a su encuentro. Soltó la pierna derecha. Ismael punteó. Hubo contacto y la redonda terminó en pies de Damián Álvarez. Cuando la tocó, el juez de línea número dos, Salvador Rodríguez Gorrocino, levantó la bandera.

A partir de ese momento, explotó la polémica. Los jugadores de Tigres exigían penal. Muchos aseguraron que les robaron el título. Surgieron desde ese día infinidad de memes. Hubo burlas incluso de los seguidores de equipos no involucrados en aquella Final. Y tres años después, Luis Enrique Santander todavía carga con el estigma de una jugada que en la cancha juzgó como fuera de lugar.

“LE FALTARON HUEVOS”: SOSA

La jugada desató reacciones inmediatas por parte de ambos equipos. Todavía en la cancha, durante la celebración del título, el zaguero central Jair Pereira reconoció un contacto con el adversario. Explicó esa polémica acción uno de los involucrados.

“Sí lo alcanzo a cruzar, pero no sé que había marcado antes el árbitro. Lo que hago es tratar de quitar el balón, pero nunca alzo el pie, sino que lo dejo estancado. Él patea y sí me lleva. Puede ser contacto, pero no fue penal porque no se marcó”, detalló el defensor del Rebaño Sagrado.

Lo que había marcado antes el cuerpo arbitral es un fuera de lugar. Al momento del toque de Ismael Sosa para adelantar el balón, Damián Álvarez había entrado por la espalda de Jesús Sánchez. Estaba en posición adelantada. En primera instancia, Álvarez levantó la mano pidiendo la falta, pero enseguida fue por el balón. En cuanto lo tocó, el juez de línea Salvador Rodríguez Gorrocino levantó la bandera. Santander respaldó lo que su asistente le dijo.

Sin embargo, eso no evitó el enojo de los jugadores felinos. “Es una vergüenza. Santander no tuvo los huevos de cobrar penal. Me dice que cobró offside de Damián Álvarez, cuando yo llevo la pelota. Yo y mis compañeros tuvimos muchísima bronca. Hicimos las cosas bien y es una vergüenza que el árbitro nos robe el partido. Yo nunca protesté, casi cuatro años en México y nunca lo hice, pero hoy sí. Tengo mucha bronca porque siento que me robaron un título”, sentenció Ismael Sosa.

AMENAZAS DE MUERTE

Hasta la fecha, la jugada divide opiniones. Una toma televisiva lateral apoya el juicio inicial de Santander, pues se percibe la posición adelantada justo cuando Sosa puntea. Eso invalidaría lo ocurrido enseguida. El abanderado señala hasta que Álvarez hace contacto con la redonda. Pero la polémica persiste. Muchos aseguran que debió decretar el penal y no lo que marcó. Para el silbante, vinieron tiempos difíciles.

Incluso, el propio Santander señaló, casi un año después, que había fallado aquel 28 de mayo. “En dos días recibí más de mil amenazas de muerte por medio de Twitter, son muy desagradables. La gente no entiende que uno no sale a equivocarse. Me molesta cómo se carga alguna gente, pero yo sigo trabajando con la frente en alto. En redes sociales he sido muy atacado”, aseguró el silbante.

Desde entonces, ha sido objetivo de memes y burlas de todo tipo. “Sobre todo al principio me molestó, porque no estaba acostumbrado y la familia es el mejor respaldo. Claro que te pega, pero no me contagio de las cosas malas, no me causan risa, me molestan porque el ingenio es tremendo. Muchas veces vi la jugada, pero la vida del árbitro es así. Ahora, de eso a arrepentirme, para nada”, sentenció.

El árbitro lo ha sufrido. Otros prefirieron ironizar. El 7 de junio de 2017, con la emoción de la Final todavía muy fresca, el entonces directivo de Chivas, José Luis Higuera escribió en su cuenta oficial de Twitter: “Santander tiene contrato y es intransferible”. Así respondió a quienes acusaban de ayuda arbitral en el campeonato recientemente obtenido.

Hasta la fecha, la jugada no se olvida y el estigma para el árbitro sigue presente. El 9 de febrero pasado, en la fecha cinco del posteriormente cancelado Torneo Clausura 2020, Tigres recibió al Guadalajara. Los regiomontanos golearon por 3-0. La tribuna demostró con un cántico que el recuerdo sigue fresco: “Y ya lo ven y ya lo ven, Chivas no existe sin Santander”. Tres años de polémica interminable.