Chivas

Matías Almeyda, el pastor que condujo al Rebaño a la 12

El 28 de mayo de 2017, el “Pelado” se convirtió en el séptimo técnico campeón con el Guadalajara y el cuarto de origen extranjero.

Todos rebaño necesita un pastor que sepa conducirlo a un destino exitoso. En el caso de Chivas, durante la obtención del último de sus 12 títulos de Liga MX, ese papel correspondió a Matías Almeyda. El 28 de mayo de 2017, el “Pelado” se convirtió en el séptimo técnico campeón con el Guadalajara y el cuarto de origen extranjero.

La del sudamericano es una historia peculiar desde el día uno. El domingo 13 de septiembre de 2015, Matías Almeyda pisó tierra tapatía por primera vez. Llegó con una gran cantidad de maletas, con la convicción de quedarse en la ciudad. Pero había un inconveniente: a esa misma hora, en Verde Valle, el equipo entrenaba todavía bajo el mando de José Manuel “Chepo” de la Torre.

Fueron días intensos. El director deportivo, Néstor de la Torre, no quería despedir a su hermano. José Luis Higuera presionaba para ejecutar la orden que le había dado Jorge Vergara de cambiar al entrenador.

759
898
759
759
917
900
2028
2029
898
2029
900
900
900
900
900
900
900
900
900
Ver galería

Las mejores imágenes del festejo de Chivas

Festejo de las Chivas en Guadalajara

Festejo de las Chivas en Guadalajara

Festejo de las Chivas en Guadalajara

Festejo de las Chivas en Guadalajara

Festejo de las Chivas en Guadalajara

Festejo de las Chivas en Guadalajara

Festejo de las Chivas en Guadalajara

Festejo de las Chivas en Guadalajara

Festejo de las Chivas en Guadalajara

1 / 19

Cinco días después, ya sin el “Chepo” en la banca, finalmente pudo ser presentado. Para Almeyda se hizo lo que para ningún otro técnico en el pasado. Los 11 trofeos de Liga conquistados hasta ese momento por Chivas fueron sacados del museo para colocarlos en la cancha del estadio. Ahí, Matías asumió el cargo y dejó palabras que se grabaron por siempre: “Venimos a despertar al gigante”.

Así comenzó una historia de éxito que tuvo como clímax el cuarto título con el pastor sudamericano: el de Liga MX, en el Torneo Clausura 2020. Chivas tenía ya poco más de 10 años sin ser campeón del futbol mexicano cuando enfrentó a Tigres en la Final. Matías Almeyda fue fundamental para convencer al plantel de que podía jugar de tú a tú contra cualquiera.

“Creo más en los mexicanos que muchos mexicanos”, dijo el “Pelado” en varias ocasiones. Con esa mentalidad, supo adaptarse siempre a las virtudes y deficiencias de su plantel. Sacó el máximo de cada uno de ellos y conformó un grupo que además de respeto, le guarda mucho cariño. En el futbol parece trillado hablar del vestidor como una familia, pero en el caso de ese Guadalajara, se adapta el término de forma adecuada.

El 28 de mayo mayo de 2017, hace exactamente tres años, Chivas bordó una estrella más a su escudo. Pero en lo particular, Matías Almeyda también grabó su nombre por siempre en la historia del Club Deportivo Guadalajara. Antes que él, seis técnicos ganaron títulos de Liga con el Rebaño Sagrado: Javier de la Torre (cinco), el húngaro Arpad Fekete (dos), el uruguayo Donald Ross (uno), el brasileño Ricardo Ferretti (uno), así como los mexicanos Alberto Guerra (uno) y José Manuel de la Torre (uno).

Hoy, Matías Almeyda lleva a su Rebaño Sagrado grabado en la piel y en el sentimiento. “Chivas me dejó un tatuaje y se quedó grabado al corazón. Chivas está en mi corazón. Lo que yo viví ahí va a ser por siempre. Soy un agradecido y hoy soy un hincha más: los miro y deseo lo mejor. Tienen un gran técnico, el apoyo de Amaury en esta nueva etapa de su vida y creo que lo va a hacer bien. Ya lo está haciendo y lo va a hacer muy bien”, señala el propio Matías Almeyda.

“Soy un agradecido a Jorge (Vergara), quien fue el que me contrató y me dio la posibilidad de conocer el mundo Chivas, de conocer la cultura mexicana. Sí fui muy feliz en Guadalajara, toda mi familia. Nosotros vivimos muy bien, nos trataron muy bien, conocimos esta cultura tan rica que tiene México. Realmente fue una etapa de nuestras vidas de mucha felicidad, acompañado de buenos resultados. Si los resultados nuestros no son buenos, por ahí no te hace tan feliz”, relata el hoy entrenador de San José Earthquakes en la MLS.

“Fue muy lindo haber conocido México, haber conocido Guadalajara. Para mí Jorge Vergara fue quien me hizo conocer a estas Chivas que realmente me han quedado en el corazón. Un lindo recuerdo, el recuerdo más lindo. El cariño entre la gente y nosotros es porque ganamos, porque nos hemos manejado con respeto. Fue un tiempo muy lindo”, sentencia.

Ahora, millones de aficionados rojiblancos sueñan con que algún día pueda concretarse el regreso de Matías Almeyda a la banca de Chivas. Suceda o no, el argentino tiene ya un lugar permanente en la historia del Guadalajara, como el pastor que supo llevar a su Rebaño Sagrado a conquistar el título número 12, hace tres años.