CORONAVIRUS

Ingreso Básico de Emergencia propuesto por CEPAL: de cuántos dólares sería

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe propuso un apoyo equivalente a 143 dólares mensuales para las personas en situación económica precaria.

Ingreso Básico de Emergencia propuesto por CEPAL: de cuántos dólares sería
Alejandro García EFE

El continente americano es actualmente el más afectado por el COVID-19 en este momento. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, nuestra región ha sufrido de 645 mil 704 de casos confirmados de esta pandemia durante los últimos 14 días. Esto representa el 51.8% total del aumento de contagios a nivel mundial en este mismo lapso. Ante esta situación, la Comisión Económica para América Latina (CEPAL) propuso la creación de un ingreso básico de emergencia para brindar apoyo a las personas que se ven más afectadas por el panorama económico actual.

Cepal prevé la peor contracción económica en América Latina desde 1930

La Cepal realizó un estudio reciente en el que prevé una caída del 5.3% del PIB así como un incremente en la tasa del desempleo en la región de América Latina y el Caribe. Igualmente, señalaron que el 42.4% del empleo se mantiene en sectores afectados por las medidas de distanciamiento social que han tomado los gobiernos para evitar posibles contagios de COVID-19. Todo esto podría resultar en un incremento de 50 millones de personas en situación de pobreza, de acuerdo con sus estimaciones.

Por eso, la secretaria ejecutiva de la Cepal, Alicia Bárcena, presentaron ante la Organización de las Naciones Unidas una propuesta para tratar de reducir lo más posible estos impactos económicos negativos que podría tener la pandemia actual. Se trata de un Ingreso Básico de Emergencia equivalente a una línea de pobreza, misma que equivale aproximadamente a 143 dólares. La idea es que este monto se entregue durante seis meses para satisfacer las necesidades básicas y sostener el consumo de los hogares que se encuentran en una situación económica precaria.

Además, también señalaron la importancia de que los gobiernos implementen medidas de seguridad para los diferentes empleos. A falta de una vacuna, la población tendrá que convivir con el COVID-19 durante algunos meses, por lo que sería necesario un cambio profundo en los modelos de trabajo así como de organización social.