CHIVAS

Antonio Briseño pudo jugar en el Real Madrid

El 'Pollo' entregó una destacada actuación en el Mundial Sub-17 del 2011, con lo que llamó la atención de un par de gigantes del futbol europeo.

Antonio Briseño, Chivas
Osvaldo Aguilar MEXSPORT

En 2011, Antonio Briseño fue campeón del mundo Sub-17 con la Selección Mexicana. Incluso, el zaguero central y capitán de aquel equipo marcó un gol en la final frente a Uruguay, disputada en el Estadio Azteca. Como es normal, muchos visores acuden a ese tipo de torneos. Y el “Pollo” llamó la atención del Real Madrid.

El hoy futbolista de Chivas reveló que en aquel momento tuvo la oportunidad de emigrar a las fuerzas básicas de uno de los clubes más importantes a nivel mundial, para jugar con el Real Madrid Castilla y de buscar abrirse paso hasta el primer equipo. A los 17 años, quedaba libre para dejar al Atlas, pero al final prefirió quedarse.

“Después de ser campeón del mundo, tuve la oportunidad de irme al Real Madrid Castilla. También tuve la oportunidad de firmar con el grupo del Manchester City, con el Mallorca de España o incluso con un equipo ruso”, recuerda el zaguero central.

Un caso similar ocurrió con Carlos Vela, en 2005. Después de ser campeón del mundo, el Arsenal de Inglaterra puso la mirada en el entonces integrante de las fuerzas básicas de Chivas. A los 17 años, pagó los derechos de formación y se lo llevó. Pero Antonio Briseño confiesa que le ganó el miedo en aquel momento para tomar el riesgo.

“A los 17 años quedaba libre, era solo pagar el derecho de formación. Al final yo creo que me dio un poco de miedo, me decían mejor quédate y busca consolidarte en México. Lo que no imaginé es que la Liga se iba a llenar de extranjeros y que se iba a acabar la regla del 20/11 en aquel momento”, añade el futbolista, en palabras a Chivas TV.

Antonio Briseño llegó al Club Deportivo Guadalajara tras jugar con el Feirense de Portugal, equipo con el que descendió. Así, cumplió el sueño de jugar en Europa. Pero antes de eso, cuando tenía 20 años de edad, revela que pudo ser traspasado a Italia, una de las Ligas más fuertes del Viejo Continente.

Tuve un precontrato, pero no lo firme, con el Sassuolo de Italia. No me arrepiento de nada porque estoy en las Chivas, el equipo más importante del México y estoy muy contento. Poco o mucho estoy contento de lo que he hecho en mi carrera”, concluye Antonio “Pollo” Briseño.