COROANVIRUS

El calor y altas temperaturas podrían ayudar contra el Coronavirus

De acuerdo con una investigación realizada por el gobierno de los Estados Unidos, el incremento de temperaturas del verano podría ayudar a frenar la pandemia del COVID-19.

El calor y altas temperaturas podrían ayudar contra el Coronavirus
ETIENNE LAURENT EFE

Desde que el Coronavirus se convirtió en pandemia, médicos en todo el mundo han aumentado sus esfuerzos en encontrar información que pueda ser de ayuda para detener la propagación del covid-19 lo antes posible. Ahora, el gobierno de los Estados Unidos ha realizado un estudio donde, los resultados preliminares se muestran “alentadores” sobre que el calor puede ayudar a frenar la propagación de este Coronavirus. Sin embargo, esta información todavía no está del todo confirmada ni se encuentra avalada por la Organización Mundial de la Salud.

Según publicó The Thelergaph, los resultados de este trabajo realizado por el Gobierno de Estados Unidos indican que el COVID-19 tiene problemas para sobrevivir en los ambientes cálidos. De esta manera, se podría esperar que durante el verano, los contagios disminuyan notablemente alrededor del mundo. Igualmente, señalaron que el riesgo de contagio al aire libre es menor durante el día, situación que ayuda a respaldar sus resultados preliminares.

Esta no es la primera vez que se señala al calor como un posible factor positivo contra la propagación del Coronavirus. A principio del mes de marzo, otro estudio llevado a cabo por científicos en Londres, señaló que algunos virus tienen problemas para sobrevivir durante los meses más cálidos del año, por lo que, el SARS-CoV-2, que causa el COVID-19, podría tener un comportamiento similar. No obstante, estos son resultados preliminares que no han sido confirmados oficialmente por la OMS.

El caso de la ivermectina

A principios del mes de abril, se hizo muy popular la noticia de que la ivermectina podría acabar con el Coronavirus en aproximadamente 48 horas. Sin embargo, es importante hacer la precisión de que, el estudio científico australiano que llevó a cabo este experimento, logró eliminar el SARS-CoV-2 en cultivos celulares, más no en una persona contagiada. Por lo tanto, se desconoce todavía si es posible que este fármaco pueda servir para el tratamiento en pacientes confirmados por COVID-19.

Es por esto que, aunque se realicen diversas investigaciones a lo largo del mundo, es importante revisar la información avalada por la Organización Mundial de la Salud.