Liga MX

Irarragorri rompe el silencio para justificar desaparición del Ascenso

El señalado por muchos como el principal orquestador de que haya desaparecido el Ascenso MX, Alejandro Irarragorri, salió a defenderse en redes sociales.

Irarragorri rompe el silencio para justificar desaparición del Ascenso

Es señalado por muchos como el principal orquestador de que haya desaparecido la Liga de Ascenso. Alejandro Irarragorri es visto como el principal impulsor de esta medida que garantiza que los clubes que actualmente están en Primera División no perderán la categoría al menos por cinco años.

Grupo Orlegi es dueño de Atlas (último de la porcentual) y Santos. Tras consumarse la decisión de transformar la Liga de Ascenso en una Liga de Desarrollo que dejará a muchos futbolistas mayores de 23 años sin empleo, el dirigente salió a dar la cara para intentar justificar la medida que apenas el viernes se anunció.

“La pasión a veces puede llevarnos a soslayar la objetividad y, sobre todo, cuando está alimentada erróneamente. Cierto es que a varios modelos de gestión y a ciertos personajes, con el paradigma de la transparencia y rendición de cuentas se les termina una mina de oro en una economía paralela y opaca, de la que han vivido acomodados por muchos años. Comprendo también su malestar”, escribió al inicio de una larga carta.

“Entiendo y empatizo con los jugadores y sus familias, con todos los empleados de la cadena de valor y los aficionados. Conozco cómo se ha generado en los jugadores y en todos los que trabajan alrededor de estas divisiones un sentimiento de incertidumbre y se les ha encendido la mecha en contra de cualquier cosa que no sea regresar a como estábamos. Lamentablemente en ningún sector de la sociedad regresaremos a donde estábamos”, advirtió el presidente de Grupo Orlegi.

“Esa falta de claridad y de información los hace pelear, sin saberlo, una batalla que va incluso contra sus propios intereses. La división, en su mayoría, está en quiebra técnica. Hay adeudos pasados y no hay recursos para enfrentar los compromisos con jugadores, colaboradores y proveedores. Sin rescate financiero –lean y grábense el término–, sin rescate financiero están peleando por conservar algo que no tiene forma de ser sostenible”, aseguró Irarragorri.

Denuncia "Campaña"

Aseguró que a su grupo empresarial le importan los jugadores y sus familias. Pidió buscar el testimonio de los futbolistas que han pasado por sus equipos en los últimos años como prueba. Y enseguida, detalló lo que considera una “campaña” presuntamente orquestada. “Es muy importante comprender que la situación financiera crítica que se vivía en la Liga de Ascenso ya existía y que esta lamentable pandemia sólo la acentuó y aceleró”, aclaró.

“El gran argumento de la campaña en contra de la reestructura dice: ‘déjame ascender y luego apoyo la reestructura’. ¿Es en serio? ¿Ves la tempestad y no te hincas? Es la segunda ocasión en que esto sucede, había un contrato de largo plazo, la propuesta de su grupo era desconocer el contrato que habían firmado administraciones anteriores. ¿Es en serio? Lo que se llevó a la Asamblea y se votó por mayoría en aquella ocasión fue una renegociación de condiciones contratadas, que de buena fe los dueños de los derechos accedieron a renegociar, lo que resultó en un contrato actual para la Selección Nacional que es muy virtuoso y mantiene a la Femexfut con finanzas sanas. Ya basta, cuando se pierde una votación en la mesa con la mayoría, uno debe adherirse y asumirla como propia”, recordó.

“La industria del futbol, en particular en México, enfrenta serios desafíos. Nuestro futbol requiere gente seria y unida para enfrentarlos y salir ganadores de este partido. Se filtra información a conveniencia, se publican actas de Asambleas modificadas y que además, debieran ser confidenciales. Te recuerdo, compañero, que un convenio de confidencialidad no significa no decir mentiras y mucho menos decir medias verdades, significa no hacer pública información o, peor aún, manipularla. Hay serias responsabilidades de carácter civil y corporativas de esto”, sentenció el presidente de Grupo Orlegi.

Reta a Jesús Martínez y se lava las manos

Enseguida, mandó un mensaje directo para Jesús Martínez, presidente de Grupo Pachuca, propietario también de dos clubes y quien estaba en el bando opuesto, pugnando por la permanencia de la Liga de Ascenso. Lo reta a un debate abierto y de frente.

“El día que quieras debatir seriamente, de frente, encantado de hacerlo, pero ya basta de operar por atrás. Sólo dime el lugar, la hora y ahí estaré. En el inter, por favor mide las consecuencias que tiene alimentar rencores y manipular la pasión de las aficiones en el entorno actual que vivimos. Te invito a adherirte a lo que la mayoría decide en votación en la mesa, a hacer esas de esas decisiones una en común, alimentarla y enriquecerla construyendo y aportando para que tenga éxito. Es tiempo de dejar de polarizar y trabajar unidos por una sola causa, el futbol mexicano, su presente y su futuro”, afirmó.

Enseguida, se lavó las manos como el presunto orquestador de lo que acaba de ocurrir en el futbol mexicano. “En las últimas semanas ge sido señalado de forma temeraria e infundada como el autor intelectual de la cancelación del descenso y ascenso, atacado y condenado en reputación y carácter de estar actuando por un interés particular. Hablando en particular del Atlas, este equipo tiene todas las características necesarias para ser exitoso y protagonista, sólo tenemos que redirigir y reenfocar su fuerza”, detalló Alejandro Irarragori.

“Cuando hicimos esa adquisición, el riesgo de descender era una posibilidad que el modelo de negocio asume y soporta, ya que se heredaron números difíciles de revertir en el corto plazo. En mi rol en la Asamblea de Dueños, mi única misión, responsabilidad y visión es la del futbol mexicano. Nunca antepondría un interés particular al interés general. Sólo creciendo como industria podremos estar mejor como equipos individuales. El valor compartido potencia el valor individual y no al revés”, sentenció.

Sus razones

Finalmente, Alejandro Irarragorri enumeró las que a su juicio son 11 razones para que se hayan desatados los sucesos recientes. Asegura que el descenso y ascenso se inhibió porque ninguno de los 12 clubes estaban certificados, mientras que algunos de ellos podrían retirarse por insuficiente financiera en los siguientes meses.

Detalla en su carta que un alto porcentaje de los ingresos del futbol mexicano provienen de Estados Unidos y el crecimiento de la MLS hace que muchos de esos recursos se queden en aquel país. Asegura que los dueños del futbol mexicano están en extinción: “La multipropiedad ha llegado a niveles insospechados… no generamos apetito ni certidumbre para atraer inversionistas”.

Un equipo actualmente requiere afición, empresas locales apoyando, infraestructura y un dueño con solvencia moral. En otras ligas, un porcentaje de los ingresos de Primera División se destina a divisiones inferiores para salvaguardar el valor. Ningún equipo del Ascenso, según Irarragorri, genera ingresos siquiera por la mitad de sus gastos y los dueños de esos equipos no querían sostener dichas pérdidas.

Se necesita, según el dirigente, fortalecer la Asociación de Futbolistas, para que “aprendan a negociar en los canales institucionales y no en los medios”. El rescate financiero propone a mediano plazo una liga que garantice empleo y formación deportiva, sentando bases para el Mundial de 2026. Reveló también la posible creación de una Liga Norteamericana que beneficiaría a largo plazo tanto a la MLS como a la Liga MX.

En el apartado deportivo también argumentó que muchos de los jugadores que logran un ascenso no se quedan con el equipo ya en Primera División y que a muchos ni siquiera se les paga el premio prometido por lograrlo. Finalmente, aseguró que el desaparecer la Liga de Ascenso no cierra oportunidades de trabajo e invitó a quienes queden en el desempleo a jugar en otro país. “Hay decenas de Ligas en el mundo en las que con capacidad y talento podrían jugar, por qué aferrarse a cobrar sueldos irreales en Ligas con pérdidas que son ya insostenibles”, concluyó.