Fútbol virtual

La pandemia de COVID-19 ha cambiado al mundo. Ha cambiado nuestro día a día, nuestra manera de consumir, de convivir, de vivir. Ha globalizado más al mundo que cualquier otra cosa en el pasado.

Ha generado mucha angustia, aburrimiento y ansiedad, porque no sabremos cuánto dure, cuándo regresamos a la vida normal y qué tan normal sea la vida al final de esta etapa.

El deporte siempre ha sido un distractor, un motivo de reunión, de ocio e inspiración, que ahora se ha visto interrumpido en el mundo y en todas sus expresiones.

La Liga MX ha iniciado el proyecto de la eLiga MX, que consiste en que tres futbolistas de los 18 equipos profesionales de Primera División jueguen en línea partidos de fútbol a través de una consola de videojuegos. Las televisoras han transmitido estos encuentros virtuales y, después de una jornada, el éxito ha sido sorprendente.

La idea y organización en el tiempo que se ha tenido me parece de las mejores cosas que ha hecho la Liga MX en mucho tiempo. La respuesta del público llama la atención; es directamente proporcional a la necesidad de diversión y de fútbol que teníamos. Ha sido un reto para las televisoras, los comentaristas, los futbolistas y el público. Es ver el deporte más popular de nuestro país en otro formato, lenguaje y forma.

Repito, el futuro es muy incierto, pero estoy convencida de que la iniciativa debe continuar e ir adaptándose a la diferentes necesidades y circunstancias que requiera el público, el deporte y los tiempos. Es una manera de ramificar el negocio, de captar nuevos mercados y de generar más empleos.

También me parece muy interesante cómo este formato de liga abre el debate de si los videojuegos, los e-sports son o no un deporte. Solo sé que, por ahora, solamente contamos con el fútbol virtual.