CASO GUZMÁN

El análisis de la muestra de Víctor Guzmán obedeció a protocolos anti-dopaje

Juan Manuel Herrera, gerente de la Comisión Nacional Anti-dopaje, explicó por qué tardó cinco meses en darse a conocer el resultado de la muestra A del exjugador de Chivas.

El análisis de la muestra de Víctor Guzmán obedeció a protocolos anti-dopaje
JAVIER RAMIREZ MEXSPORT

El proceso de análisis y gestión de resultados de las muestras de Víctor Guzmán obedeció a todos los protocolos internacionales anti-dopaje, por lo que el tiempo que transcurrió desde que el jugador presentó la muestra de su orina para su escrutinio (10 de agosto de 2019) hasta la publicación del resultado adverso (13 de enero de 2020) está dentro de los parámetros internacionales, del que es un pilar el sistema ADAMS (Anti-doping Adminsitration & Management System). No es ninguna excepcionalidad.

"Se observa el resultado del laboratorio en el sistema Adams. En ese momento hacemos la gestión de resultados. Adams es un sistema electrónico encriptado y diseñado por la WADA (siglas en inglés de la 'Agencia Mundial Anti-dopaje) para el manejo y la administración de los resultados. Tiene dos vertientes, uno es para laboratorios acreditados por la WADA y otro es para organizaciones anti-dopaje. Son completamente independientes una de la otra (...) El tiempo se debió a los procesos de laboratorio y todo lo que ello conlleva. Son procesos independientes ante la gestión de resultados que lleva la organización nacional anti-dopaje", aseguró Juan Manuel Herrera, gerente de la Comisión Nacional Anti-dopaje en entrevista con AS.

Adams es un soporte digital que permite a los organizaciones anti-dopaje mantener un estricto control de los datos de los deportistas, como su paradero, autorizaciones de uso terapéutico de determinadas sustancias no permitidas, e infracciones a las normas anti-dopaje. El 'Acuerdo para el uso y compartición de información en el sistema Adams', redactado por la Agencia Mundial Anti-dopaje, describe la función del software: "servir como centro de información para los datos relativos al Control del Dopaje". La información está "sometida a protecciones adecuadas", según el texto, por lo que las instancias deberán acatar las leyes de protección de datos y privacidad para guardar la secrecía sobre el proceso íntegro.

El 100% de las muestras salen de México

El pasado mes de julio, la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade) decidió cerrar su laboratorio anti-dopaje debido a su incapacidad para asumir los gastos de operación, que ascendían a 40 millones de pesos, como aseguró a AS la directora de la Comisión: Ana Gabriela Guevara. Todos los exámenes anti-dopaje del deporte profesional y federado, en competencia y fuera de ella, incluidos los pertenecientes a los jugadores de la Liga MX, eran conducidos en dicho laboratorio, el único en México que estaba certificado por la Agencia Mundial Anti-dopaje. Desde entonces, el 100% de las muestras son evaluadas en otros laboratorios acreditados fuera del país. Los frascos que contienen las muestras de los futbolistas de la Liga MX son distribuidos para análisis y dictaminación en algunos laboratorios foráneos; algunas llegan a Cuba, como fue el caso de la de Víctor Guzmán.

"En el proceso se respeta lo proveído en el estándar internacional para investigación, cuidando en todo momento la conservación física de la muestra. Esto conlleva su resguardo y las medidas ambientales que deba tener la muestra, se implementan cadenas de custodia debidamente acreditadas y son documentos que se envían a laboratorio", explica Herrera el proceso. En cuanto una prueba resulta 'adversa' (tras la apertura de la muestra A), todas las instancias correspondientes son informadas en tiempo y forma, y se activa el protocolo previsto en el artículo 8 del Código Mundial Anti-dopaje: el juicio justo y la apertura de la muestra B en audiencia pública o privada.