NBA EN MÉXICO

Europa, a la conquista de la NBA

Históricamente menospreciado por el establishment NBA, el baloncesto europeo irrumpe con fuerza en la Asociación. Luka Doncic y Giannis Antentokounmpo lideran la revolución.

Luka Doncic, jugador de los Dallas Mavericks de la NBA
PEDRO PARDO AFP

Cuando Luka Doncic ingresó a la lotería del draft 2018, las dudas se cernieron. Algunas aseveraciones superaron la categoría de 'dudas' y se convirtieron en auténticos vituperios. "No me importa un carajo qué hacía este chico en Europa", sentenció el siempre incendiario Stephen Smith en la víspera de la selección. Eventualmente, reculó. El mítico Charles Barkley tampoco tenía mucha fe en el esloveno. "No confío en una competición foránea. No tengo nada contra los jugadores extranjeros. A los 18 años, Luka fue MVP. Eso dice mucho de la gente contra quien se mide. Nadie a los 18 años debería estar dominando a jugadores maduros", soltó el exjugador de clubes como Rockets y Suns. Hoy, Barkley es uno de los principales entusiastas del 'Niño Maravilla' de la NBA.

El 'efecto Doncic' ha contribuido a enterrar los prejuicios que el entorno NBA tiene con los jugadores europeos, alimentados por los rendimientos que jugadores como Jan Vesely, Andrea Bargnani, Darko Milicic o Dragan Bender tuvieron en la máxima liga de baloncesto. Sin ir más lejos, Vesely, ala-pivot checo que brilla en el Fenerbahçe turco, fue la sexta selección global en el draft de 2011, antes de Kemba Walker. Pero el discurso está cambiando. Y no solo es el ejemplo de Luka, candidato al MVP de la temporada 2019-2020 y poseedor del título de 'Novato del Año' del curso anterior. El MVP actual también es posesión de un europeo: Giannis Antetokounmpo. Los dos principales premios individuales de la NBA están al otro lado del Atlántico, lejos de la hegemonía (nostalgia) estadounidense-dreamteamezca. Y Ricky Rubio, Marc Gasol, Dario Saric, Nikola Jokic, Nikola Vucevic, Domantas Sabonis, Kristaps Porzingis. El contingente es serio, poderoso, notable. "Quizá, a la próxima ocasión, el juego de Luka convenza e ilumine a algunos para que abandonen sus nociones preconcebidas sobre el talento internacional", escribió Matt Ellentuck en una pieza para SB Nation. 

"No creo que alguien en la NBA subestime a los basquetbolistas europeos, o de África. Hay un gran respeto por ellos, pueden jugar sin importar de dónde vienen, sin importar su origen y su género. La NBA ha demostrado que es para todos", refrendó Monty Williams, coach de los Phoenix Suns, consultado por AS en la víspera del partido en el que su quinteta enfrentará a los San Antonio Spurs en la Arena Ciudad de México. Y claro, antes de la actual camada estaban Dirk Nowitzki y Pau Gasol, como bien recuerda Ricky Rubio. "Creo que la NBA está más abierta para los jugadores de Europa y de otras partes del mundo. Eso incrementa la calidad del baloncesto (...) Quizá llame la atención ver a un jugador de Croacia en la liga. A los españoles les gusta ver a Ricky. Es importante tener este sentimiento internacional de baloncesto. Puedes ser de donde sea y competir. Y si tienes suficiente talento para estar en la liga, lo más importante es eso. Es lo que la NBA ha hecho durante los últimos 20 años", diserta Saric, alero de los Suns. 

Kristaps Porzingis considera que los clubes escogen mejor al talento que llega de Europa, aunque niega, como los demás, que exista un menosprecio: "Es algo nuevo para todo el mundo, porque nunca hemos visto a dos europeos liderando a un equipo y por eso la gente está un poco sorprendida. Vamos a seguir con lo nuestro. Ahora los equipos de la NBA se equivocan menos con el scouting de europeos", aseguró a pregunta expresa de AS después de la victoria de los Mavericks sobre los Pistons 122-111 en la noche de un nuevo triple-doble de Luka Doncic, una muestra más de que las dudas iniciales no estaban justificadas. El Suns vs. Spurs, segundo cartel de los NBA Mexico City Games 2019, expondrá el prejuicio. Saric, Rubio, Belinelli, Poeltl. Ya no es 'showtime'. Se dice 'hora de la función', 'čas za predstavo', 'vremya dlya shou'.