presentado por
Competición
  • Bundesliga
  • LaLiga Santander
  • Liga Holandesa
  • Liga Portuguesa
  • Ligue 1
  • NBA
  • Premier League
  • Serie A
Liga Holandesa
FC Emmen FC Emmen EMM

-

Sparta de Rotterdam Sparta de Rotterdam SPR

-

Feyenoord Feyenoord FEY

-

PSV PSV PSV

-

Heracles Heracles HCL

-

Utrecht Utrecht UTR

-

AZ Alkmaar AZ Alkmaar AZ

-

Ajax Ajax AA

-

NBA
New Orleans Pelicans NOP

-

Orlando Magic ORL

-

Indiana Pacers IND

-

Charlotte Hornets CHA

-

Brooklyn Nets BKN

-

Philadelphia 76ers PHI

-

Atlanta Hawks ATL

-

Los Angeles Lakers LAL

-

Denver Nuggets DEN

-

New York Knicks NYK

-

Golden State Warriors GSW

-

Sacramento Kings SAC

-

Premier League
Imagen Decoración Esquina Copa Oro Concacaf
Selecciones

MÉXICO VS ESTADOS UNIDOS

Lo que la vida unió, que el fútbol lo mantega junto de por vida

Daniel y Laura nacieron en EEUU y se conocieron hace siete años. La Selección Mexicana se ha vuelto parte de su vida. Incluso, acudieron al Mundial de Rusia para apoyar al Tri.

Daniel y Laura son dos aficionados estadounidenses de la Selección Mexicana
Eduardo López

Daniel y Laura pasean por 'La Fiesta del Fútbol', el fan fest que Concacaf organizó a las afueras del Soldier Field de Chicago para los asistentes a la final de la Copa Oro 2019. Se aseguran de no pasar desapercibidos. Y vaya que no lo hacen. Él porta una pancarta que cuenta: "Me enamoré de una estadounidense por su cultura, su comida y, especialmente, por sus bollos". La de ella eleva la apuesta: "Me enamoré de un mexicano por su cultura, su comida y, especialmente, por su chorizo". Otros aficionados hacen fila para posar con ellos para una fotografía, como estrellas de televisión.

Se conocieron hace siete años en Saint-John-Saint Benedict University en Minnesota. Daniel nació en Estados Unidos de padres mexicanos y coincidió en clases con Laura. Se comprometieron hace dos meses aunque aún no tienen una fecha para la boda. Más allá de la admiración mutua por las costumbres y culturas ajenas, la Selección Mexicana es un factor de unión, un símbolo de amor. El año pasado cumplieron el sueño de asistir al Mundial de Rusia y han convertido los partidos del Tricolor en una liturgia para celebrar la vida. "Cada vez que venimos nos divertimos, es un ambiente muy familiar, mucha pasión. Es algo que no existe en los Estados Unidos. Vienen con la banda, el mariachi, hay buena carne asada, un gran ambiente. Venimos siete horas manejando hasta acá para estar en este partido y gozar", sonríe Daniel.

Daniel y Laura no planean mudarse a México a vivir, pero sí piensan comprar un departamento donde pasar las vacaciones. Ya han visitado el país en dos ocasiones y esperan hacerlo muchas más en el futuro. "Todo nos gusta de México, y también de Estados Unidos, menos nuestro presidente", bromean. En la cancha hay dos equipos que representan a dos naciones. En la vida de Daniel y Laura, no hay fronteras.