LIGA MX

Tomás Boy justifica las veces que criticó a las Chivas

Respecto a declaraciones en las cuales aseguró que no le gustaba la forma en que se administraba al equipo dijo "a lo mejor estaba perdido en una tontería".

Guadalajara (México)
0
Tomás Boy habla con los medios de comunicación durante conferencia de prensa.

Tomás Boy, nuevo técnico del Guadalajara, es un hombre siempre polémico. En el pasado, se distinguió más de una vez por hacer declaraciones precisamente en contra de Chivas. Este miércoles, al ser presentado como entrenador rojiblanco, ha justificado todo lo dicho previamente. “No soy perfecto”, afirma el nuevo timonel del Rebaño Sagrado.

Tiempo atrás, aseguró que no le interesaba dirigir al Rebaño Sagrado pues no le gusta la forma en que el dueño Jorge Vergara lo maneja. “A veces... No soy perfecto, soy una persona que ha tenido muchos errores como entrenador, como persona y como jugador. Les voy a contar algo: jugué futbol gracias a un súper jugador de Chivas con quien casi lloraba, que era Héctor Hernández, el jugador más fantástico que vi. Es el futbolista que me motivó a jugar, recuerdo una cosa fabulosa en una Final de Copa cuando un jugador tiraba tres penales seguidos, él tiró 12 sin fallar y fue campeón. Yo gracias a él, para mí más que Pelé, es el jugador por el que pude jugar”, explica.

“Cualquier cosa que haya dicho, a lo mejor estaba perdido en una tontería de las que uno a veces pierde la lucidez. Lo dije como adversario, a lo mejor. ¿Qué me hizo cambiar? Yo soy muy mexicano, aunque cuando jugaba un entrenador me gritaba ‘extranjero’, un técnico mexicano muy famoso y yo no era extranjero. Me siento muy mexicano, me gustan las Chivas, le gustaban a mi papá y a mí también, allá arriba debe estar pensando que bueno que ya te tocó”, sentencia Boy.

En 1998, incluso, tras ser eliminado en Liguilla por el Rebaño Sagrado aseguró que “si le quitas la camiseta, queda un equipo miserable”. Hoy, trata de justificarse. “Depende de cómo lo veas, como adversario tengo que buscar la fuerza en mi equipo. No se puede demeritar a un adversario como el Guadalajara que fue campeón en esa época, brillantemente además. Nos ganaron la Semifinal, pero no pasa nada, yo defendía los intereses de mi Morelia en aquel entonces. Después, se pueden decir muchas cosas, pero en realidad por ejemplo denostar que Chivas es el más importante, el más popular, no se puede. A chivas no se le puede decir que no, tiene una historia fuera de serie, han estado los mejores jugadores en esta organización, qué más puedo decir. Lo que pude decir como adversario, lo dije como adversario, no tiene absolutamente nada que ver con lo que pienso”, sentencia.

Incluso, ha tenido que ofrecer una explicación sobre la crítica a Guillermo Madrigal, actual delantero de Chivas, a quien llamó “queso” por no servir dentro del campo, según su juicio. “Aquí estoy para ayudar, vine a posicionarme en esta forma y ayudar a la directiva que pasa apuros importantes igual que el equipo. Me proponen algo vengo y lo hago con mucho gusto porque Chivas es Chivas, el más importante de México aunque otros crean lo contrario. Tienen un dueño que es un tipazo que ha hecho mucho por este equipo y siempre arriesga todo porque le salgan bien las cosas, yo quiero ser parte de esto el tiempo que sea necesario. Sobre Madrigal, hice una crítica de su juego, pero ningún jugador queda descartado conmigo. Puedes tener buenos o malos momentos y en ese momento yo estaba en mi posición de crítico, eso es todo”, concluye.

Se acuerda de Caixinha

Durante su presentación como nuevo técnico de Chivas,Tomás Boy se dio tiempo al final para recordar a Pedro Caixinha, hoy entrenador del Cruz Azul. La rivalidad entre ambos estrategas existe desde hace tiempo. Torneos atrás, con Atlas y Santos respectivamente, tuvieron enfrentamiento en la cancha del Estadio Jalisco.

“El otro día Caixinha hizo una aseveración de que se necesita 24/7, tiene que ver con el cuidado que el jugador debe llevar. Siempre quieren decir misa, pero en realidad yo a la misa he ido seguido. Yo creo en los jugadores, creo en el jugador y en ese sentido me voy a abocar al jugador. No soy un entrenador esquemático, no le voy al esquema, le voy al jugador y apelaré al jugador y su calidad para estas cosas. El tiempo que sea necesario y no necesito entrenar seis horas para que esto pueda lograrse, estos jugadores han jugado bien al futbol muchas ocasiones y si lo lograron una vez lo pueden hacer más veces”, finaliza.