Tikitakas

Matilde Montoya, la primera médica mexicana homenajeada con un doodle

Doodle de Google Matilde Montoya

Internet

La historia de la primera mujer mexicana en obtener un título como médica el 25 de agosto de 1887.

 Matilde Montoya fue la primera mujer en México que obtuvo el grado académico de médico, a pesar del contexto que existía en ese momento hacia la figura femenina en nuestro país; puesto que estudiar una carrera era únicamente un privilegio del que gozaban los varones.

El día de hoy, Google le rinde homenaje a 160 años de su nacimiento, con su famoso doodle.

¿Cuál es la historia de esta mujer que rompió paradigmas?

Matilde Montoya

La historia de ésta mujer es desconocida para muchos, pero no debe pasar desapercibida; ella estudió la carrera de Obstetra y Partera, en la Escuela Nacional de Medicina. Sin embargo, por cuestiones económicas terminó sus estudios en la Escuela de Parteras y Obstetras de la Casa de Maternidad.

En éste sitio se hacían 'partos ocultos' a madres solteras, ya que antes era muy mal visto concebir sin tener un matrimonio de por medio.

Matilde obtuvo su título a los 16 años y siguió practicando como partera en distintos estados de la República como Puebla. No obstante, ella quería tener el grado de médica pero resultaba prácticamente imposible porque no existían mujeres cursando la carrera de Medicina.

Aún así esto no fue impedimento para la joven, que a la edad de 24 años solicitó su ingreso a la Escuela de Medicina, donde fue aceptada pese a todas las críticas a las que se sometió por intentar cumplir sus sueños, uno de los titulares en periódicos enfatizaba 'Impúdica y peligrosa mujer pretende convertirse en médica'.

Posteriormente se enfrentó a más dificultades, porque la joven fue dada de baja debido a unas materias que no le quisieron validar durante el bachillerato. A pesar de ello, Matilde solicitó por medio de una carta al entonces presidente Porfirio Díaz que le permitieran cursas las materias faltantes y concluir sus estudios.

Después de completar su formación, debía preparar su tesis y presentar su examen profesional, el cual le fue negado nuevamente por ser mujer. Matilde acudió a Porfirio Díaz  en otra ocasión y después de un largo proceso el 24 y 25 de agosto de 1887 le asignaron un jurado para aprobar su tesis, los miembros que la calificarían se trataban del mismo Porfirio Díaz en compañía de su esposa.

Matilde Montoya brilló al responder correctamente a todo y aprobada por unanimidad, al darle los resultados se desmayó inmediatamente, oficialmente era la primera mujer en cursar la carrera de doctora.

Y es que fue este 25 de agosto de 1887 cuando se convirtió en la primera mujer mexicana en tener un título universitario como doctora, además de abrir así el camino a otras mujeres para que pudieran estudiar Medicina, rompiendo así con todos los paradigmas que existían en ese tiempo.