MUNDIAL 2018

Otra manera de representar a México: ser voluntario

Alberto es voluntario en el Mundial de Rusia 2018. Viene de la Ciudad de México y fue seleccionado entre más de 170 mil solicitudes.

Moscú
0
Voluntarios en Rusia
César Huerta

Él también es mundialista mexicano. No sólo los 23 elegidos por Juan Carlos Osorio participaron en Rusia 2018. Realiza otro papel, pero es igual de importante para el desarrollo del torneo: Alberto es voluntario. Viene de la Ciudad de México y fue seleccionado entre más de 170 mil solicitudes y en Moscú, habla de su orgullo por representar al país.

“Es un proceso un tanto largo, que involucra alrededor de dos años en los qué haces exámenes y demás. Surgió en 2013, cuando me postulé para el Mundial de Brasil para el que fui elegido. Ahora estoy aquí en mí seguían Copa del Mundo como voluntario”, explica en charla con AS México.

“Es un sentimiento increíble, estoy encantado con el proceso de aplicación y la selección de igual manera. Me siento muy orgulloso de ser uno de los pocos extranjeros y mexicanos qué hay en Rusia. El hecho de salir de México y venir a representar a tu país en un Mundial es como cualquier jugador. La labor como voluntario es súper importante y me siento muy orgulloso, al fin y al cabo eres una especia de embajador de México en el extranjero. Eso me hace sentir mucho orgullo y muy especial, siempre intentando enseñar lo mejor de nuestra cultura y de México en el mundo”, agrega.

Voluntarios en Rusia

Y es que en Rusia, Alberto es precisamente un embajador de la cultura nacional. Ha tratado de transmitirla durante su participación mundialista. “Primero que todo creo que el lenguaje, es súper importante el idioma, los voluntarios rusos que he conocido están muy interesados en el español. Como mexicano, he intentado transmitirles ese amor por nuestro idioma. Y lo típico de México: sombreros, trajes de charro, la comida que es un icono en este país”, relata.

Durante su estancia en la Copa del Mundo, tuvo la oportunidad de ver a su país sin las labores. Ese 17 de junio, pudo estar en la tribuna y disfrutar de un triunfo histórico. “Fui al primero, al México-Alemania, una sensación increíble porque lo viví como aficionado, no como voluntario. Imagina, tantos mexicanos en Rusia fue una cosa de locos”, recuerda.

Ahora, se siente cercano el adiós. “Total, una nostalgia. Después de que México fue eliminado, baja un poco esa emoción, pero de todos modos es futbol, la Semifinal y Final del Mundial será una experiencia inolvidable que no todo mundo puede vivir, sobre todo estando presente aquí en Rusia”, agrega Alberto.

Ahora, su plan es meterse al futbol, pero primero, le espera un Mundial más como voluntario, sería el tercero de su vida. “La idea es trabajar ya en la industria, vamos a ver qué tal, pero por lo pronto para Qatar yo creo que también me voy a postular como el resto de mis compañeros mexicanos que están acá”, concluye el mexicano.