Corea del Sur vs México

Seleccionados apagan la serenata: piden descansar

"Les queremos pedir que nos dejen descansar ya que mañana va a ser un partido muy importante", expresó Rafael Márquez ante los aficionados.

Rostov

Algunos aficionados estuvieron ahí, afuera del Hotel Mercure, en el centro de Rostov, desde las seis de la tarde. La espera fue larga. Ignoraban que el equipo entrenaría una hora más tarde y que tardaría en volver. Pero aguantaron con un solo objetivo: cantarle a la Selección Mexicana, la noche previa al duelo frente a Corea del Sur, en la Copa del Mundo de Rusia 2018.

“Ay, ay, ay, ay, canta y no llores”, se escuchó constantemente. Los aficionados se habían organizado para llevar serenata a las 22:00 horas. Pero mucho antes ya estaban presentes. Así, 200 de ellos cantaban cargados de entusiasmo cuando el equipo regresó al hotel de concentración, después de reconocer la cancha de la Arena Rostov.

Pero ocurrió algo completamente inesperado. Todos los integrantes del conjunto Tricolor aparecieron en en la calle, cerca de los aficionados, encabezados por Rafael Márquez, veterano capitán que juega en Rusia 2018 su quinta Copa del Mundo. Fue precisamente el ex jugador del Barcelona quien tomó la palabra.

“Les agradecemos mucho que nos vengan a visitar aquí, estamos muy emocionados la verdad por el apoyo que estamos recibiendo y queremos darles las gracias personalmente todo el grupo, pero sí les queremos pedir que nos dejen descansar ya que mañana va a ser un partido muy importante y queremos primeramente darle mucha satisfacción a todos ustedes. Así que se los pedimos de todo corazón. Agradecerles por todo el apoyo y todo el grupo aquí está para agradecerles”, explicó en su breve mensaje.

Los aficionados entendieron de buena manera el mensaje. Los seleccionados todavía cantaron un poco con ellos antes de retirarse a sus habitaciones. “Y ya lo ven y ya lo ven, somos locales otra vez”, gritaban aficionados y jugadores, que saltaban junto a ellos. Fueron uno mismo la noche de este viernes en Rostov.

Enseguida, los futbolistas subieron a descansar. Y los seguidores poco a poco comenzaron a retirarse. Aceptaron de buena forma la petición. “Muy bien por todo el equipo que estuvo aquí escuchando los cánticos de la porra mexicana y de buena manera bajaron a pedirnos de favor que ya dejáramos un poquito la música para que pudieran descansar. Prometieron echarle muchas ganas mañana. Hay que dejarlos descansar y esperar un buen resultado”, explicó Eduardo López, uno de los cerca de 200 seguidores presentes.

Tan comprendieron el mensaje, que ni siquiera hubo decepción. “No. Es un buen propósito del equipo, se agradece que hayan bajado, porque igual te mandan a la policía y te corren, pero ellos bajaron personalmente, Rafael Márquez habló, todo el equipo estaba con él y se agradece la manera. Mañana gana México sobre Corea por el marcador que sea, se le va a ganar, eso es seguro y con esa mentalidad venimos todos los aficionados que estamos aquí”, concluyó el aficionado mexicano.