MUNDIAL 2018

Si Messi está listo, la hinchada también

La afición argentina llena de color las calles de Moscú, hace sentir la capital rusa como si fuera Buenos Aires. Mañana, la 'Albiceleste' debutará contra Islandia.

Moscú

No es Buenos Aires, pero se parece... La calle Nikolskaya, a sólo unos metros de la Plaza Roja vibra en colores blanco y celeste. Muchas de las camisetas llevan en la espalda un apellido legendario: Maradona. Y otras tantas portan uno que va en camino de serlo: Messi. La Selección Argentina debuta este sábado en la Copa del Mundo de Rusia 2018 y su hinchada está lista para alentar desde el silbatazo inicial del duelo ante Islandia.

“Siempre tengo a mi lado a mi Dios”, dice una enorme bandera argentina colgada en Nikolskaya. Al centro de la misma, la figura de Messi, de espalda y con los brazos en alto celebrar un gol. Con el mítico 10, ese número reservado para la perfección.

Los argentinos se apoderan de las calles de la capital rusa. “Esta es la banda loca de la Argentina, la que de Las Malvinas nunca se olvida, la que deja la vida por los colores, la que le pide huevo’ a los jugadores para ser ser campeones”, cantan con ese tono inconfundible que hipnotiza a los habitantes de esta ciudad.

El ciudadano ruso que simplemente pasa por ahí se detiene a tomar fotografías o sacar videos. Pero hay otros que han ido específicamente a eso: saben que justo en ese punto de la ciudad confluyen las culturas de todo el mundo. Es el lugar donde las nacionalidades se olvidan para unirse todos en una misma fiesta durante la Copa del Mundo de Rusia 2018.

“Vamos Argentina, sabes que yo te quiero, hoy hay que ganar y ser primeros. Esta hinchada loca, deja todo por la copa, la que tiene a Messi y Maradona. Ponga huevo, vaya al frente, Argentina, ponga huevo, vaya al frente, jugadores, este año tenemos que dar la vuelta. Nos vinimos todos a Rusia a ser campeones”, cantan los argentinos.

Y aún a miles de kilómetros de su patria, los argentinos no olvidan a su “enemigo” de siempre. La tonada nació hace cuatro años, para la pasada Copa del Mundo. Pero ha llegado hasta Rusia, primero porque es pegajosa y segundo porque la rivalidad jamás se extinguirá.

“Brasil, decíme qué se siente tener en casa a tu papá. Te juro que aunque pasen los años, nunca nos vamos a olvidar que el Diego te gambeteó, que Cani te vacunó, que estás llorando desde Italia hasta hoy, a Messi lo vas a ver, la Copa nos va traer, Maradona es más grande que Pelé”, entonan cientos de personas, mientras los rusos miran, saltan y hasta gritan... sin entender una sola palabra.

0 Comentarios

Normas Mostrar