BARCELONA

El análisis de Yerri Mina: la velocidad, su déficit

La planta del joven gigante colombiano es espectacular. Se incorpora bien al ataque. Su gran rémora es la capacidad de reacción.

0

El Barça ya negocia las condiciones para terminar de cerrar la incorporación de Yerri Mina a la plantilla azulgrana en enero. El club azulgrana pagará 9 millones de euros al Palmeiras y se la jugará con este central de 23 años, internacional colombiano, al que su 1,95 metros ya da pistas de sus principales características como futbolista: por arriba, Mina es casi infranqueable. Un seguro en defensa y una amenaza en las jugadas a balón parado. El todavía jugador de Palmeiras tiene una salida digna de balón y una colocación correcta. Suele jugar protegido. Tanto en Palmeiras como en la selección de Colombia, donde el año pasado impresionó a Robert en un amistoso en Getafe en el que le hizo dos goles a Camerún.

Su talón de Aquiles es la velocidad. Le cuesta mover un cuerpo grande y, en una defensa como la del Barça que juega a 40 y 50 metros de su portero en ocasiones, los balones a la espalda pueden ser un tormento para él. Sus condiciones, más cercanas obviamente a las de Piqué que a las de Umtiti o Mascherano, tampoco han sido del todo desarrolladas puesto que la exigencia en el fútbol brasileño no es tan grande como en Europa. De ahí que entre los técnicos existieran dudas e incluso Valverde se mostró al principio reticente a su fichaje. Finalmente, y ante la situación de emergencia, ha decidido dar la luz verde a su incorporación, de la que sólo falta terminar de cerrar los últimos flecos.