EUROBASKET | ESPAÑA-ALEMANIA

España, ante la trampa alemana

Si España gana a Alemania en el Sinan Erdem, alcanzará su décima semifinal consecutiva en un Eurobasket. La última frontera hasta ese estadio es la Alemania 3.0 que lidera Schroder.
Reportan a padres de Gustavo Ayón fuera de peligro

Estambul Actualizado:

Si España gana a Alemania esta tarde en el Sinan Erdem (17:45, Cuatro), alcanzará su décima semifinal consecutiva en un Eurobasket. No falla desde 1999. Por más que esta generación se haya bañado en metal tantas veces, el dato no sería menor y certificaría un ciclo de 18 años, una barbaridad. La última frontera hasta ese estadio es la Alemania 3.0 que lidera Dennis Schroder. Las dos anteriores generaciones gloriosas frustraron a España. La Alemania de Welp y Harnisch eliminó a la Selección del Eurobasket 93. La de Nowitzki, Femerling y Okulaja la descabalgó en el Mundial de Indianápolis (2002) y el Eurobasket de 2005. En los tres casos, Alemania sumó luego medalla. Su actual nómina de jugadores no es muy celebrada pero, puede comprobarse por los precedentes, es un cliente envenenado.

Hubo felicidad en el vestuario de España el domingo por la tarde. Se supo sufrir y se supo ganar ante Turquía, pero el partido puso en guardia a España. Los cruces han revelado que la primera fase era un regalo. Montenegro y Croacia fueron arrasadas y Hungría no fue rival para Serbia. Del grupo C ya sólo queda España, a la que cuelga el cartel de favorito. Con la tremenda presencia de los Gasol, la magia de Sergio y Ricky, las últimas bombas de Navarro (importantes ante Turquía) y la irrupción de Juancho, pero también con unas debilidades que minimizar. Turquía le dio pistas de lo que le espera esta semana en Estambul. Defensas cerradas y ataques que exploren los problemas de Pau o Marc para llegar a los lanzamientos de los pívots abiertos. Alemania tiene un porcentaje bajo de triples (28,9) pero con jugadores altos como Benzing, Voigtmann y aleros como Staiger capaces de tener alguna buena racha.

También se hará necesario un plan detallado contra Dennis Schroder, un base con una estética singular y con unos números espectaculares. Scariolo prepara una defensa escalonada en la que Ricky será básico pero que podría incluir minutos para Guillem Vives, jugador con un rol residual hasta ahora. A un pasito de semifinales, ese escenario glamuroso que pondría de nuevo rondando las medallas, es imposible no esperar lo mejor de España, ese grupo indestructible. Nos ha acostumbrado a esto.

0 Comentarios

Normas Mostrar