SELECCIÓN

Revuelo en la Junta por el apoyo de Julen Lopetegui a Villar

Mientras el técnico le apoya, la directiva pide su dimisión. Miguel Galán cargó contra el seleccionador en las redes sociales.

Madrid
0

La defensa pública de Lopetegui a Villar ha formado un revuelo en la fragmentada Junta de la Federación (RFEF). “Porque estamos en un momento de debilidad, pero no puede ser que un empleado de la RFEF, aunque sea el seleccionador, aproveche un partido de la Selección para apoyar a un señor a quien se ha pedido su dimisión por parte de la Directiva que le paga”, dijo a este periódico uno de los barones del Villarismo, la corriente que ha pasado del talibalismo a repudiar a Villar.

Varios de estos barones visitaron a Villar en su casa de Madrid para volver a pedirle la dimisión. Entre ellos estaban Maté y Subíes, pero no Larrea, presidente de la RFEF, que se posicionó a favor de Julen en su apoyo a Villar.

El incidente lo aprovechó Miguel Galán, presidente de la Escuela de Entrenadores y enemigo de Villar, para cargar en ‘Twitter’ contra Lopetegui: “Si Villar dimite, Lopetegui deberia poner su cargo a disposición de la Federación. Lopetegui fue elegido a dedo por Villar en contra de los estatutos”, dice Galán, quien se querelló contra Villar por el caso Haití.

Villar, que está “ofuscado y se siente traicionado”, según los que han tenido la ocasión de visitarle, “no va a dimitir por mucho que se lo digan”. La Junta de la RFEF acordó pedir de forma unánime la renuncia de Villar. Con el fin de firmar una carta con esta exigencia van a reunirse el miércoles en Madrid, como figura en el exclusivo documento adjunto. En caso de que Villar se aferre al cargo, le amenazarán con una moción de censura para el 22 de noviembre, “siempre que Larrea no maniobre bien y consiga más moratorias. Porque cuanto más tarde en dimitir Villar, más tiempo seguirá Larrea”. Sigue el cisma y ahora ya en todos los frentes, no sólo en los despachos.

Claramunt puede ser cesada

La Junta directiva de la Federación también estudiará en su reunión del miércoles el posible cese de la directora de márketing de la casa, María José Claramunt. La Junta cree que si el CSD ha inhabilitado a cinco federativos por estar encausados en el caso Soulé, ella debe correr la misma suerte. El CSD no castigó a Claramunt porque por Ley sólo puede ir contra los directivos, “pero no tiene sentido que ella, por ser empleada y no directiva de la Federación, pueda seguir ejerciendo pese a estar imputada en el mismo proceso”, explican en la RFEF.