Estás leyendo

El equipo de Washington puede seguir llamándose Redskins

Washington Redskins

El equipo de Washington puede seguir llamándose Redskins

El equipo de Washington puede seguir llamándose Redskins

La justicia estadounidense abandona el proceso por el que quería eliminar el nombre del equipo al considerarlo con connotaciones racistas.

El equipo de la NFL de Washington se puede seguir llamando Redskins. Dan Snyder, su propietario, ha salido victorioso de una batalla legal en la que le querían quitar el apodo que ha hecho famoso a su equipo y que les ha acompañado en los últimos 82 años en la ciudad. Es un gran triunfo para él, que se tomó este asunto con enorme interés personal.

El Departamento de Justicia de Estados Unidos había llevado a los tribunales la posibilidad de prohibir el nombre de Redskins. Numerosos colectivos de origen indio lo consideran racista y, atendiendo a sus demandas, había estudiado el caso. Los tribunales, no obstante, han fallado en un caso similar, de una banda de rock, a favor de la libertad de expresión y aduciendo que ésta permite el uso de términos como Redskins en un contexto de marca registrada. Por lo tanto, el Departamento de Justicia ha abandonado su pretensión de prohibirlo.

Para Snyder es un triunfo, por encima de todo, económico. Cambiar de nombre, de logo, es una pesadilla para una franquicia tan establecida y potente. Cuando no eres nadie, o eres nuevo, o no te has impuesto en el mercado, es casi una necesidad el reinventarse completamente a nivel de imagen; pero cuando eres el octavo club con mayor valor del mundo (sólo por detrás de, por orden, Dallas Cowboys, Real Madrid, F.C. Barcelona, New York Yankees, Manchester United, New England Patriots y New York Knicks) el dolor de cabeza al que te someterían es inmenso, porque muchos dólares se iban a quedar por el camino.

Pero, además, es un triunfo personal porque lleva muchos años diciendo que el nombre no es en modo alguno racista sino todo lo contrario: un homenaje a las raíces indias de la nación norteamericana y a los pueblos indígenas de esa zona del país. Es más, cuenta la historia que el nombre se puso, en los años 30 del siglo XX, porque el primer entrenador del equipo tenía antepasados indios.

No es el único caso en el que la comunidad de raíces indígenas de Estados Unidos ha levantado la voz para criticar nombre o logos que les hacen sentir incómodos. De hecho, son cientos si tenemos en cuenta todos los órdenes del deporte, desde los institutos a las universidades.

Uno de los más renombrados es el logo de los Cleveland Indians, de la MLB, y la mascota asociada, Chief Wahoo. En ese caso, al menos de momento, también ha prevalecido la teoría de la libertad de expresión por encima del supuesto racismo implícito.

0 Comentarios

Normas Mostrar