Matías Almeyda: “No se me cruza por la cabeza irme de Chivas”

Chivas

Matías Almeyda: “No se me cruza por la cabeza irme de Chivas”

A un mes de conseguir La 12, el técnico Campeón del Fútbol Mexicano habló en exclusiva para As y expresó que se quedará con El Rebaño para marcar historia en la institución

Los 5 aciertos de Matías Almeyda en Chivas

Guadalajara (México)

No se bajará del barco. Es el técnico del momento en México. Otros clubes lo pretenden. No sólo en el país. El nombre de Matías Almeyda ya suena en otras latitudes. Pero el entrenador de Chivas tiene algo claro: no abandonará. Quiere quedarse. Desea seguir haciendo historia con el Rebaño Sagrado.

Hace exactamente un mes que levantó la 12. Con la victoria ante Tigres, el Guadalajara bordó una estrella más en su escudo. Hoy todos quieren a Matías. Pero cuando el técnico toma el teléfono desde Cancún, para atender una plática exclusiva con AS México, es contundente: “No se me cruza por la cabeza irme”.

Acaba de terminar un día de intenso trabajo. Doble sesión de pretemporada. Pero el argentino es amable para atender la charla. Después del título, se abre totalmente: asegura que su sed de triunfo no ha saciado; afirma que “ojalá” pudiera marcar una época; habla de la felicidad que Chivas le ha brindado, que lo hace sentirse un “iluminado”; revela que no le afecta la ausencia de refuerzos y sentencia que sólo una oferta “irresistible” haría que alguno de sus jugadores emigre a Europa.

- Hoy se cumple un mes del título con el Guadalajara, ¿cuál considera que es el mayor tesoro que le dejó este logro?

- Bueno, en realidad lo mejor ha sido la felicidad que ocasionó a más de la mitad del país y a todos nosotros. Creo que es una demostración de que con trabajo, humildad, seriedad y unión se pueden superar diferentes obstáculos.

- ¿Su sed de triunfo se ha calmado con esta copa?

- No, para nada. Yo también le doy importancia a los títulos de Copa y al título de Súpercopa que conseguimos. No, esto nos motiva más para saber lo lindo que es ganar. Cuando se gana y se cierran los capítulos como lo hemos hecho nosotros el semestre pasado, eso te da confianza, te da serenidad y da certeza a lo que venimos haciendo, porque quiere decir que vamos por buen camino. Seguimos con las mismas ganas o más de ser otra vez protagonistas.

- No recuerdo un técnico de Chivas que fuera tan querido como usted por la afición. Pero hoy esa misma nación rojiblanca tiene un miedo: que llegue una oferta lo suficientemente seductora y se vaya. ¿Qué decirle a aquellos que temen verlo bajarse del barco?

- En principio, sólo tengo palabras de agradecimiento con la gente porque así como me demuestran cariño, el cariño mío hacia ellos va creciendo. Yo realmente no me veo, hoy día, en otro lugar. Me veo sólo en Chivas, quiero quedarme en la historia, enriqueciendo al club y enriqueciéndome personalmente, en lo deportivo. He tenido algunas chances y no se me cruza por la cabeza irme. Chivas está dentro de mi corazón y deseo que sea por mucho tiempo.

- Hace un tiempo nadie quería a los jugadores del Guadalajara. Hoy muchos de ellos son pretendidos. Incluso, hay rumores de supuesto interés de clubes europeos. ¿Usted estaría dispuesto a dejar salir alguno de ellos?

- No, no. Por ahora, es importante lo que hemos logrado porque el jugador se ha identificado con el público y el público se ha identificado plenamente con el equipo. Entonces, esta unión que tenemos hoy debe mantenerse por un tiempo. Después, con respecto a las salidas, tendría que llegar una propuesta irresistible para el club para que se vaya algún jugador, pero la idea es tratar de mantener a todos por ahora.

Matías Almeyda con el trofeo de Campeón

- Ojo que lo que le pregunto enseguida no es para buscar que haga una promesas. Busco únicamente conocer su opinión: ¿en los poco más de tres años que le restan de contrato, cuántos títulos cree que debiera ganar para que la historia juzgue que usted hizo época con Chivas?

- No me he puesto ese tipo de objetivos. Lo que puede llegar a quedar es que deje uno o dos planteles armados. Porque ahí pensaría realmente como cualquier hincha de Chivas: en el bien del club. Si pensara sólo en ganar títulos, estaría pensando en algo personal y realmente lo personal no existe de mi parte. Sí el conjunto. Nosotros trabajamos día a día para ganar, como estos dos años que no hemos variado en nada, intentamos seguir aprendiendo. Esto nos permite crecer. Pero eso (marcar época), digamos, se tiene que provocar de una manera natural y ojalá que sea así. Ya hemos logrado cosas importantes. Esta confianza que nos da el ganar, nos sirve para lo que viene, para querer más.

- Pidió un sólo refuerzo para el próximo torneo: Javier Aquino. Otro futbolista de Tigres, Jürgen Damm, dijo que la directiva de Chivas también le había buscado. Ninguno se concretó. ¿No contar con refuerzos modifica su planeación del torneo que está por venir?

- No, para nada. El único jugador que estaba pedido era Aquino. En el draft tratamos de negociar y obviamente Tigres defendió la postura de no vender. Por el único que fuimos es él. Después, estamos bien. El equipo participó en dos torneos y ganó los dos. Así que un voto de confianza a este grupo que realmente ha dejado todo para ganar, para conseguir cosas. Realmente un refuerzo tenía que ser de la categoría de Aquino, ya que sabía que se adaptaría rápido y que iba sumar a una parte ofensiva que siempre nos viene bien.

- Usted ya entregó a la institución una estrella, la 12. En contraparte, ¿qué es lo más grande que Chivas le ha dado a usted como persona?

- Me ha dado un montón. Primero, en un plano personal me ha dado conocer otro país, otra cultura, otras costumbres, gente nueva en mi vida. Después, me ha ocasionado mucha felicidad el hecho de, en el plano deportivo, sentir nuevamente esta alegría por conseguir cosas, por esforzarme, por tratar de día a día mejorar. Por eso soy un agradecido. Creo ser un iluminado al estar en este club.

0 Comentarios

Normas Mostrar