NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

REAL MADRID

Cristiano canta con el Bernabéu: "¡Balón de Oro, Cristiano!..."

El Bernabéu también cantó esporádicamente el "Piqué c*****, saluda al campeón" y terminaron entonando el himno de la Décima.

Ciudad de MéxicoActualizado a

“Esta temporada todas las piezas vuelven a encajar y hacemos historia: 33 Ligas y 12 Copas de Europa”, con este mensaje proyectado en las pantallas gigantes del estadio empezó el espectáculo. Fuerte, rotundo. Con letras y números de Oro, a la altura de este Real Madrid. Y los 84.000 madridistas lanzaron otro mensaje en mitad de la fiesta: “Balón de Oro, Cristiano Balón de Oro”.

El estadio se apagó a las 22:25. Todos dispuestos a celebrar el Doblete: la Liga y la Copa de Europa, algo que no ocurría desde 1958. Los campeones llegaron de Cibeles al Santiago Bernabéu con retraso. Mientras, en las pantallas gigantes se proyectaban vídeos musicales (Maluma, Macaco, Miley Cirus y como no el Despacito que acabó cantando todo el estadio), se hacía la ola o se recordaba a Piqué.

El primero en aparecer fue Zidane. Es adoración la que hay por el entrenador que ha conseguido dos Champions League seguidas. Con él salió su cuerpo técnico. Todos se dirigieron hacía el escenario colocado en el centro del terreno de juego.

Por Isco se cayeron las gradas. Los pelos de punta al escuchar al Bernabéu gritar “Isco, Isco, Isco”. Morata también tiene su público, igual que Lucas Vázquez. Asensio no podía creerse el ambientazo que había en la grada. Es novato en celebraciones. Modric apareció con su eterna sonrisa, esa que junto a su juego enamora al Bernabéu. Coentrao, el único que no estuvo en la fiesta por fiebre y vómitos, también tuvo su segundo de gloria.

Casemiro fue uno de los ídolos de la noche. Su gol en Cardiff le da el pase directo a la historia del Madrid y Bale vive su momento más dulce con el madridismo. Salió aplaudiendo, tranquilo, mientras sus compañeros bailaban sin parar sobre el escenario.

James apareció sin sonrisa. La recuperó en el escenario. Kroos devolvió con besos los aplausos del madridismo y Nacho es el canterano perfecto que a todo el mundo gusta. Y llegó el turno de Pepe. El madridismo no quiere que se vaya y se lo demostró anoche.

Un rotundo “Siuuuu” sonó en el Bernabéu cuando apareció Cristiano. Con nuevo look, con bufanda y bandera y sonrisa profidén. “Cristiano, Cristiano, Cristiano”. Igual de increíble fue la salida de Marcelo, que llegó con la Liga número 33. Esa copa que pedían Bale y Modric en las celebraciones y que por fin ya está en el museo del Bernabéu.

El último en salir fue el capitán. Sergio Ramos no salió solo, con el la Duodécima y una corona en su cabeza que simbolizaba la realidad del momento, que el Real Madrid es el Rey de Europa. “Este equipo ha creído y hemos hecho un doblete maravilloso. Valoradlo que hace mucho que no lo vemos. Gracias por emocionarnos y por hacernos creer siempre”. Abrió los discursos y le dio la palabra a Zidane: “Gracias a todos vosotros porque se ha hecho un año espectacular y gracias porque habéis creído siempre en nosotros”. Cristiano fue el último en hablar: “Vamos chicos: uno, dos y tres, siuuuu. Gracias por venir. Fue una temporada espectacular. Gracias a vosotros”. Y de pronto 83.000 gargantas le interrumpieron: “Balón de Oro, Cristiano Balón de Oro”. Y el portugués se emocionó: “Gracias afición, muchas gracias”.
“Piqué, cabrón saluda al campeón”, volvió a resonar en la grada, pero el grito que se diluyó cuando empezó a sonar el himno de la Décima y ya de la Undécima y la Duodécima. Un espectáculo increíble de fuegos artificiales daba por terminada la fiesta. Impresionante. Sólo quedaba la vuelta de honor. Ya con todas las luces, con la familia, con los niños. Las pantallas gigantes del estadio mostraban a Pepe caminando con su hija pequeña dando las gracias y despidiéndose.

Keylor: "En la parada a Pjanic simplemente estaba muy atento"

El costarricense aprovechó para hablar también a pie de césped y se mostró "muy contento" por haber conseguido su segunda Champions de forma consecutiva. "Es algo increíble cosas únicas que no te las puedes imaginar, sobrepasa la imaginación".

Mano de Pjanic: "Estaba atento, concentrado y en el momento que remato no pude ver salir el balón, la vi encima y reaccione lo mas rápido que pude. Encantado de ayudar a mis compañeros".

Casemiro: "Estoy viviendo un sueño y quiero seguir disfrutando de él"

"Esto es un momento marcado en mi vida por el cariño de la afición, no solo hoy sino durante toda la temporada. Muchas gracias a todos, con ellos somos más fuertes. Al despertar no te acuerdas de la historia que estamos haciendo, esta familia lo merecía. Hay que felicitar a todos. Ganar la Champions con el Real Madrid y la Liga es impresionante. Este club vive de las Champions, soy la persona mas feliz del grupo junto al resto de jugadores. Ha sido un año espectacular. Estoy viviendo un sueño y quiero seguir disfrutando de él muchos años más.

Marcelo: "Hay que dar gracias cada día por poder jugar en este club"

"Una emoción y sensación increíble y no tenemos palabras por esto. Ojalá acaben todos los años así, no hay mejor manera de terminar que ganando títulos. La afición está muy contenta y nosotros por ellos, por el apoyo en situaciones tan complicadas".

"Yo intento llevar mi alegría, jugar en el Real Madrid es para agradecérselo a Dios todos los días. Un club así te proporciona momentos irrepetibles y hay que disfrutar de cada momento. Yo quiero llevarle la alegría a cada persona y a toda la gente".

"Hemos hecho una buenísima temporada pero ha costado muchísimo. La gente que esta aquí tiene que disfrutar pero después de las vacaciones hay que venir fuerte de nuevo a ganar cosas".

"Ver la alegría de mi familia jugando aquí en el césped es algo increíble y que espera para su carrera. Hemos terminado muy bien y esto va por todos los madridistas".

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?