"Fui recogepelotas en el 87 y lloré con el gol del Buitre"

ASTV

REAL MADRID | CANNAVARO

"Fui recogepelotas en el 87 y lloré con el gol del Buitre"

Cannavaro, ahora entrenador del Tianjin en China, nos recuerda como vivió siendo un niño y canterano del Nápoles aquel partido ante el Madrid en 1987.

Madrid

-Cuénteme como es que decidió irse a China…

-Tras sacarme la licencia, estuve en el Guanzhou hasta que me echaron. Me quedé con ganas de seguir allí porque los chicos tienen muchas ganas de aprender. Hasta que me llamó el dueño del Tiajin. Me encantó su ambición. Es joven y tiene muchas ganas. No me hablaba de tácticas, cosa que hacen los presidentes ahora. Me hablaba de un proyecto de futuro. Lo compró hace dos años, me habló del estadio nuevo, de la ciudad deportiva, de una academia... Ha invertido mucho dinero en un equipo que estaba en la mitad de la tabla, a 11 puntos del primero en la Liga (segunda división allí). Su intención era subir en dos o tres años. Y yo le dije: “¿Por qué no este año?”. Me miraba y pensaba que estaba loco. Le dije que lo intentaríamos. Faltaban 18 partidos... Ganamos la Liga y subimos a la Superliga. Jugamos buen fútbol y ganamos de p… madre. Este año lo mejor es que me ha dejado hacer todo: el mercado, elegir a los jugadores que quiero… Está siendo una experiencia como entrenador y como mánager. He hablado con todos y he decidido todo.

-¿El fútbol chino avanzará y será un fútbol fuerte?

-Los chinos ya están y han comprado equipos en Europa. Aquí intentan traer a buenos jugadores. Necesita más tiempo para llegar a ser un fútbol de primer nivel. Ahora están empezando a trabajar en la Academia, con entrenadores, y empiezan a disfrutar más del fútbol. Tienen mucha proyección y no les falta el dinero para invertir. Todo el mundo habla de irse a China. En los últimos tres meses es impresionante la gente que me ha llamado para jugar en China.

-Usted es de los pioneros...

-Claro. En China quieren aprender. Con mi equipo hemos traído algo distinto. Son gente de 27 años no de 35 años. La gente venía para ganar dinero y disfrutar de la vida, pero mi proyecto es diferente. Mi presidente quiere ganar la Champions de Asia. Tengo que fichar gente joven que me ayude a luchar y a enseñar a los chinos cómo es el fútbol real.

-Entonces en China no se va a ganar dinero sino a competir...

-Se viene a ganar dinero, porque se paga más que en Europa porque pueden. Pero quien llegue tiene que hacerlo con ganas de ganar. Al menos mi equipo es así. Yo quiero cambiar esta cultura. Traeré chavales que ganen dinero, pero que compitan bien. Es lo ideal.

-¿Cómo convenció a Pato?

-Es un Ferrari y rendía como un coche normal. Se ha dado cuenta la fuerza que tiene. Es de lo mejor que tenemos. Tiene 27 años y es una máquina.

-¿Cómo supera la barrera del idioma?

-Utilizo el inglés y el español, pero necesito traductor.

-Hablemos de la Champions. Nápoles-Real Madrid, un partido muy especial para usted.

-Fíjese si es especial que fui recogepelotas en aquel partido de 1987. Estaba en la Academia y me gustaba más ver los partidos como recogepelotas que estar en la grada. Le diré algo, Butragueño ha sido el único jugador de fútbol que me ha hecho llorar y tuve la oportunidad de contárselo siendo jugador del Madrid. Él marcó el gol del empate y nos mató. Tengo el recuerdo de un niño que miraba extasiado el partido y que terminó triste por aquel gol.

-¿Sólo se acuerda del Buitre?

-Se me quedó aquel Madrid, un equipazo que llegaba a San Paolo. Nunca habíamos visto a un equipo así porque nunca habíamos ganado la Liga. Era un equipo de leyendas y aluciné. Ahora es un poco lo mismo. Va a ser una locura.

-¿Es su recuerdo más duro?

-Claro que sí, imagínese el disgusto de un niño. Aquel partido fue un acontecimiento histórico, el ruido de los pitos en la grada fue impresionante.

-¿El 3-1 es insalvable?

Este Nápoles mete miedo porque juega un fútbol distinto del que se juega en Italia. Siempre ha hecho buen fútbol y ha marcado muchos goles. La vuelta será buena y el Madrid se lo tiene que tomar como un partido serio. El ambiente del estadio será muy caliente. Es una afición fuerte, como una caldera.

-Cuénteme cuando lesionó a Maradona en un entrenamiento...

Era pequeño. El entrenador me decía: “Fabio tranquilo, juega despacio”. Y Maradona me dijo: “No te preocupes, juega normal. Esto es fútbol y puede ser que alguno me pegue”.

-¿Lo ha hablado con él?

-Claro. Ambos vivíamos en Dubai. Es un placer hablar con él. Yo a él le miraba como un extraterrestre. Era el mejor del mundo, había ganado un Mundial y levantó la Copa. Y la vida me dio la posibilidad de ser capitán como él, ganar un Mundial y levantar la Copa como él hizo. Son las cosas mágicas del fútbol.

-Decía Ferrara que Zidane ha italianizado al Madrid. ¿Cree que hasta ese punto?

-Seguro que Zidane saca lo mejor del equipo. Tienen una plantilla muy buena y la está utilizando bien. Seguro que no es un Madrid espectacular en el juego, pero gana. Sé que los madrileños quieren disfrutar de mejor juego, pero el Barça tampoco está jugando bien.

-Usted heredó el ‘5’ de Zidane en el Madrid…

-Le he contado que fui recogepelotas en el Nápoles-Madrid, que me disgusté, luego la vida me trajo al Madrid, llevé la camiseta de Zidane… La vida te sorprende y tiene estas cosas. El fútbol es maravilloso. Te pone cosas magníficas delante. Y todas las disfruté.

-De su Madrid quedan Ramos, Marcelo, Pepe…

-Era el único veterano en medio de ellos. Les enseñaba cómo ser y entrenar como un profesional. Y cuando veo a Ramos jugar me alegro mucho... Es un orgullo que empezaron a jugar conmigo y han hecho las cosas de p… madre. Los primeros meses me costó mucho aprender el fútbol de España. Al final fui el único central que jugó tres años seguidos. ¡Se iba uno cada seis meses!

-¿Su futuro es Europa?

-Estoy cogiendo experiencia, la podía tener en Europa, pero debo mejorar mi sistema y fallar. En China gané una liga que me ayudó a crecer. Sé que mi futuro está en Europa, pero debo aprender más. El día que me llamen no puedo fallar, tengo que estar listo.

-Entonces quién pasa a cuartos, ¿Madrid o Nápoles?

-En el Nápoles crecí y el Madrid es el equipo más grande del mundo, no me puedo decantar. Con esta eliminatoria gana el fútbol.

0 Comentarios

Normas Mostrar