Torres va ya a por Peiró y a convencer al Cholo Simeone

ATLÉTICO

Torres va ya a por Peiró y a convencer al Cholo Simeone

Si el entrenador le pide rendimiento, El Niño se lo da: tres goles en cuatro partidos de Liga. El último, obra de arte, le coloca sexto en la tabla de goleadores históricos del Atlético.

Madrid

Sigue la narración del Bayer Leverkusen-Atlético de Madrid de Champions League

El domingo, nada más terminar el partido, Torres colgaba una foto en Instagram con un número, la foto de un ídolo en la espalda y un texto lleno de emoción: “Es un privilegio jugar cada día en el club que uno lleva en el corazón y tener la oportunidad de... 115 goles”. El ídolo ante el que Torres se hacía la foto era Adelardo: El Niño acababa de superarle en la tabla de goleadores históricos del Atleti (ver lista abajo).

El Niño ya es el sexto. El siguiente objetivo es Peiró, con 124. Está a nueve. Si lo alcanza, Torres entrará en el top-5 de goleadores históricos del Atleti, uniendo su nombre a los de Gárate (137), Campos (146), Escudero (169) y Luis (170). Por delante, 16 partidos de Liga y dos de Champions seguro (que serían cinco más si el Atleti llega a la final de Cardiff) para lograrlo. Hacer esos diez goles para superar a Peiró es su objetivo

Objetivo que, consigo, podría traer como consecuencia volver a convencer a Simeone para alargar su contrato otro año más con el Atleti. Ahora termina en junio, en cuatro meses. “Ojalá pueda decirle a mi abuelo que jugué en el Metropolitano”, confesó el propio Torres cuando el Atleti descubrió el nombre del nuevo estadio. El año pasado, a su gol 100 con la rojiblanca, en febrero, le siguieron diez más (y dos asistencias) y una renovación a la que, casi, se le había cerrado la puerta en enero.

Un año después, Torres está en el mismo punto. El Niño volvió a jugar tres partidos seguidos de titular y respondió como mejor sabe, con goles: lleva tres (y una asistencia) en los últimos cuatro de Liga. Alguno, como el del Celta, obra de arte, de los que no envejecen aunque los años pasen.

El podio del Niño

Hay futbolistas capaces de hacer goles para quedarte a vivir en ellos de tan ideales que son. Torres es de esos: se frota la bota y de esta sale una maravilla. El domingo lo hizo. El domingo, ante el Celta, firmó otro de esos goles que quedan para el mañana, por inverosímil, difícil y bello. Una vaselina de chilena de espaldas, a la escuadra contraria que dejó boquiabierto al Calderón. Un gol con el que El Niño podría completar un podio. El de sus tres mejores goles.

Porque está el importante. Aquel que marcó en la final de la Eurocopa 2008 que hizo a España campeona y abrió la puerta de la etapa de gloria de La Roja: le siguieron un Mundial y otra Eurocopa (de hecho, El Niño es el único futbolista de la historia que ha jugado y ganado una final de Europa League, una de Champions, dos de Eurocopa y una de un Mundial). Y también aquel que era favorito por bonito: la tijera en el aire que se fue a la escuadra en un Betis-Atleti de 2003. Casi catorce años después, a éste le ha salido rival: el gol al Celta del domingo. La FIFA ya anunció ayer que ya estudia si será candidato al Premio Puskas 2017 al gol del año...

0 Comentarios

Normas Mostrar