LIGA SANTANDER

España: el único campeonato que no tiene Ojo de Halcón

Se empezó a usar en el Mundial de Clubes de 2012 y ya la utilizan FIFA, UEFA, Premier, Bundesliga, Ligue1...

Madrid

El gol fantasma no concedido al Barcelona en el Villamarín ha vuelto a poner en entredicho a LaLiga con respecto al resto de grandes campeonatos en lo que al uso de la tecnología se refiere. España es la única de las grandes ligas que no utiliza la Goal Line Technology, el Ojo de Halcón, sistema por el que es posible detectar cuándo una pelota atraviesa la línea de gol. Una serie de cámaras situadas en la portería emiten una señal al árbitro en caso de que así sea y el reloj del colegiado vibra para indicarle si hay o no gol. El sistema fue instaurado en 2011 y aprobado por la FIFA en dos diferentes modelos. Lo utilizó como prueba en el Mundial de Clubes de 2012 y posteriormente en la Confederaciones de 2013 y en el Mundial de 2014. Las grandes ligas se han ido sumando también a este sistema. La Premier lo hizo en la 2013/2014 y la Bundesliga y la Ligue1 en la 2015/2016. También se usó en la Eurocopa de 2016. ¿Por qué no España, entonces? ¿Qué le hace mantenerse al margen?.

La respuesta es puramente económica. LaLiga experimenta con un sistema de detección de goles fantasma que no es ninguno de los dos modelos aprobados por la FIFA y ceñirse a la normativa del máximo organismo supondría un coste de 4 millones de euros anuales. Hacer frente a ese coste a estas alturas se considera evitable, especialmente cuando la FIFA ya está probando el VAR -el videoarbitraje para jugadas que van más allá de los goles fantasma-, algo que ya levantó una gran polémica en el último Mundial de Clubes. LaLiga está esperando a que el VAR sea una realidad para adherirse a él y de este modo resolver el tema de los goles fantasma dentro de un mismo desembolso. Mientras esto se produce, la liga española y su nula relación con la tecnología dan la vuelta al mundo con acciones como la del Barça en el Villamarín.